jueves, diciembre 28, 2006

Imborrables...

Alguna vez esos ojos me han querido querer sin quererme, o me han querido confesar, invirtiendo las pupilas, sus logros o sus miserias, vomitando palabras cuyas manchas no salen, por mucho que frotes en el recuerdo, no salen.

Las cursivas son de mi entera responsabilidad, el texto me lo traje del intro del Blog Ni libre, ni ocupado

3 comentarios:

carlos dijo...

Està comprobado que se es dueño de lo que se calla y esclavo de lo que se dice

Bella, feliz año nuevo, que venga lleno de todo lo que anhelas, alguien como tù se merece lo mejor que la vida pueda darle

TQB

Luz dijo...

No te he contado que me pasé por el blog del taxista, el tipo es un genio, tiene una forma de contar las peripecias por las que pasa, que es una nota

Muchos besitos, amigui

Anónimo dijo...

Como los clavos en la madera, las palabras acarician o dejan cicatrices

Que te mejores de tu gripa

Yuri