miércoles, marzo 01, 2006

La Malinche...



La recién nacida, hija del tlatoani de Painala, fue recibida por
los brazos de su abuela paterna. La abuela presintió que esa niña
estaba destinada a perderlo todo, para encontrarlo todo.
Porque solamente alguien que se vacía puede ser
llenado de nuevo. En el vacío está la luz del
entendimiento, y el cuerpo de esa criatura era como
un bello recipiente en el que se podían volcar las
joyas más preciosas de la flor y el canto de sus
antepasados, pero no para que se quedaran eternamente
ahí sino para ser recicladas, transformadas
y vaciadas de nuevo...

Laura Esquivel
"Malinche"
Febrero 2006

3 comentarios:

Nina dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, Laura Esquivel!!!!!! joer, me ganaste cumis!!!!

Anónimo dijo...

Hasta ahora no me he decepcionado con los libros que has recomendado, así que voy a por este tambien!

Azul... dijo...

Cumis: TIENES que leer ese libro!!!!

Lú, gracias por tu comentario... hasta me sonrojé =o)