jueves, mayo 03, 2007

Heridas...


Si me hieres una vez, la culpa es tuya...
la segunda, mía...





No recuerdo de donde sale ese sabio ¿proverbio?, pero es así... A veces se nos olvida el por qué le hemos puesto límites a ciertas relaciones en el pasado, idealizamos, porque aquello de "todo tiempo pasado fue mejor" es ciertísimo (o eso nos parece en la distancia), los defectos se diluyen, las cicatrices que nos produjeron se suavizan, y nos vemos tentados a reincidir, sin recapitular el por qué dijimos "hasta aquí" en el pasado... A veces llegamos a detenernos a tiempo, a veces no, por eso, la segunda herida es de nuestra única responsabilidad (y ojalá no haya terceras, cuartas o quintas...)

16 comentarios:

Erranteazul dijo...

Querida azul: lindo pensamiento que acaso ha coincidido en mucho con el mío, ese que viste al visitarme y que yo te agradezco tanto.
A veces, quisiéramos volver el tiempo atrás. Otras, adelantar el reloj lo suficiente, y sólo lo suficiente, para que no nos doliera tanto. Quizá nunca reincidir, pero el corazón, que nada sabe de tiempos ni de ritmos, vuelve, torna y vuelta a tornar.
No me dejes. Nunca me dejes, querida Azul.

Azul... dijo...

Paciencia y tiempo, corazón, que el olvido llega, siempre llega, y las heridas se cierran... lo importante es aprender, sin volverse receloso, desconfiado, sin perder la esperanza, pero con los pies firmes y la mirada alta... porque gracias al cielo, las historias no tienen por qué repetirse...

Un bessote gigantísimo, aquí estaré, hasta que Dios lo quiera, corazón

Leo dijo...

Emocionante la entrada. Emocionantes los comentarios.
Iba a decir algo, pero las dos azules me habéis dejado sin palabras.
Un abrazo a tres.

Angie Sandino dijo...

Mi querida Maricarmen Roberta Azul Divina, yo opino que ese es un proverbio muy bueno, porque a mi lo de poner la otra mejilla no me parece muy apropiado... evitar que te lastimen desde la primera vez... seria lo mejor...

Un beso desde el futuro...!

Anónimo dijo...

El Mismo was here!!

Miguel Pinto dijo...

Tienes toda la razóm, pero a veces es muy difícil para algunos despedirse de una mala relación.

Ojalá qur todos los maltratados tengan suficiente fuerza y amor propio para hacer lo que es mejor: Cortar por lo sano.

Un saludo paisanísima.

El Buhonero Venezolano dijo...

"El dolor tiene lazos más estrechos que la felicidad para ligar los corazones"
Lamartine... abrazos de calidoscopio, por aquello de los colores multiples... bye

max dijo...

Y muy a propósito de este post,yo tengo guardado el poema de Borges " Y uno aprende" encarnado por tu Azulísima voz,lo rescato y te lo envío para que lo puedan escuchar todos los visitantes de este blog ;-)


Besosss

harazem dijo...

Vaya, amiga Azul, no recuerdo haber dejado ningún comentario en tu blog. ¿Lo hice? ¿Cómo diablos llegaste al mío?¡Menudo contador de visitas chivato deber de tener!

Aunque últimamente sólo tengo la memoria justa para pasar el día...

Bueno, de todas formas me alegro de que me visitaras. Me gustó tu página y la visión que das de esta ciudad de Córdoba desde un punto de vista diferente al de los que nos hemos cocido en ella.

Así que te enlazaré y visitaré más a menudo.

Un saludo

Manuel

MentesSueltas dijo...

Comparto, pero en ciertas ocasiones es dificil.

Dejo un abrazo.

MentesSueltas

El Trimardito dijo...

Considero que es como lección, que la vida en algún momento nos da, lo bueno es aprender a tropezar con la misma piedra.

Saludos!!

Rosa dijo...

Aprender a no dejar que nos hieran es parte del proceso de madurar, que no tiene tanto que ver con la edad

Athos dijo...

Ya sabemos que el humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra., Incluso tres.
Y si es el amor el causante del tropiezo...

Que tengas un azul fin de semana
Besos

khayo dijo...

las heridas son algo para reflexionar para pensar y saber donde estamos parados ...

deja que el tiempo fluya sobre el silencio para poder seguir las heridas sanan y el tiempo cura claro esta tener paciencia y fe....

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Siempre la responsabilidad es nuestra. Siempre. La primera por tontos..., y la segunda también.

Es cuestión de aprendizaje.

Existimos personas que no sólo tropezamos con la misma piedra. Si no que la tomamos, la guardamos en el bolsillo para el momento que la necesitemos y las colocamos frente a nosotros en el instante oportuno. Nunca aprendemos y/o disfrutamos tropezando con la misma piedra. Si por lo menos fuera otra, pero no, la mismita por los siglos de los siglos.

Tenemos la esperanza que de tanto tropezar con la misma, se vuelva polvo y olvido o mejor aún, nos fabricamos un maravilloso callo en la rodilla, ya no nos molesta y hasta nos da por crecer.

Todo lo mejor para ti.

Azul... dijo...

Gracias a todos por la visita y sus comentarios, siempre es un gustazo verlos por aquí =o)

Bessitos!