sábado, marzo 10, 2007

República Dominicana...


Una de las cosas con la que no me voy a quedar con las ganas es volar en helicóptero. Me subí en esta miniatura en Santo Domingo, República Dominicana, con Carlos, que aparece en la siguiente foto que le tomé mientras volábamos y él trabajaba. La experiencia es única y, salvo algunos virajes bruscos, en los que mi ombligo se quedó, por lo menos, a 300 metros del resto de mi cuerpo, yo disfruté como una enana volando en ese pedacito de cosa con hélice




Otro lugar relindo que visitamos, entre muchos otros, es Chavón, en la foto de izquierda a derecha, estamos Orling, quien les escribe (de azul, qué raro =o) y Vicky, que siempre nos visita y comenta, ambas son bellísimas personas y amigas, las mejores anfitrionas que, junto con Carlos, pude tener...

¡Que me entra la nostalgia! sniffff



10 comentarios:

Luzmi dijo...

Me perdí Santo Domingo, porque solo visité Punta Cana (si, ya se lo que opinassss). Pero bueno, lo disfruto a través de ti y me lo debo
Besuchisssss (saludos a La Giralda mañana, suertuda)

Rosa dijo...

Pues mira por donde yo tampoco me quedo con las ganas...una vez también me llevaron unas hélices de paseo.
El mio era rojo, je,je.
¡Saludos a Sevilla!

Pater Noster dijo...

increibles fotos...

envidia (creo que no hay de la buena)

saludos desde merida la mejicana

leo dijo...

Qué cura de humildad supone ver el mundo desde arriba, ¿verdad? y hacernos conscientes de nuestra fragilidad cuando nuestra vida está suspendida de un artefacto tan pequeño.
Son unas fotos muy bonitas.
No conozco nada allende los mares. Mi envidia, como la de Pater noster, tampoco es demasiado sana.
Otro abrazo

Carlos dijo...

Luzmila, eso te pasa por no llevarnos, ya ves. Bellas las fotos, Mary
Besos

vicky dijo...

azuuuuuuullllllll
A mi si que me entro la nostalgia...busque todas las fotos de ese dia y la verdad que la pasamos rebien...a todos lo que entran y leen a la bellichima azul invitados estan a esta bella isla que es un tesoro de playas y gente linda...
un besote azul por traerme esos recurdos tan lindos con mis amigos del alma

vicky

Rosa dijo...

Muy bueno tu blog, saludos de una venezolana en La Coruña

Azul... dijo...

Luzmi, te digo lo mismo que Carlos!!! =oP

Rosa, es una experiencia increíble, verdad??? En el hangar había uno rojo que era aún más peque que el que nosotros volamos, una miniaturita!

Pater, gracias por la visita, para que se te quite la envidia, haz igual! =o)

Leo, en efecto, se siente una como una hormiguita ante semejante espectáculo...

Carlos, tengo más, si mal no recuerdo las habrás visto cuando las revelé en Caracas =oP

Vicky buaaa yo tb los extraño mucho, nos la pasamos súperbien, Dios permita que un día podamos repetirlo!

Rosa, paisana, me he pasado por tu blog, y me ha gustado mucho, pero no he podido dejarte comentarios pq esta cosa se me queda colgada, insistiré, porque me da mucha nota encontrar paisanos por estos lares

Bessitos para todos!

Max dijo...

De las cosas que no podemos hacer por nuestros propios medios volar debe ser la más hermosa.
Peligrosamente adictivo esto de andar por los aires,sobre todo si hace en aviones pequeños,paracaídas o en los magníficos planeadores.
Muy bién por ese día y ese vuelo en la pequeña cosa de grande hélice y piloto estrella.

Azul... dijo...

Hernán, el piloto, un chico colombiano estupendo y Carlos hicieron que volar en ese cielo maravilloso fuese una experiencia inolvidable, Max... y Ud. tb sabe mucho de eso ;)

¡Bessos!