viernes, marzo 16, 2007

Engranajes a todo vapor...

¿Sabes cuando sientes que tu vida va a dar un cambio? ¿Cuando sabes que el cambio te va a complicar por un tiempo la vida y nada va a ser igual, pero no puedes dejar de desear que llegue el momento? Así estoy yo en estos momentos... Trepada por las paredes, montada en la lámpara, pero llena de ilusión...


12 comentarios:

Max dijo...

¡¡¡ a toda máquina !!!

¡¡¡ padelante es pallá !!!

A por el nido y la raíces y la ilusión que todo esto te provoca :)


Un beso (de mi palma)

Cristina Fornés dijo...

Como decía mi mamá: "¡Si es para bien, que venga. Sino, que se detenga!

Siempre es un gusto recorrer tu casa. Besos y abrazos, con todo el corazón.

Javier dijo...

muy bonito tu blog

saludos

Ana Gabriela Sandino dijo...

My blue friend...
Lo que es tuyo nadie te lo quita, si el destino te trae un cambio, que sea para bien, y que te acostumbres pronto!
No sé porque siempre tememos a los cambios... cuando más temor debiera darnos la monotonía...
Un bosote!

Rosa dijo...

¡Adoro los cambios! Si son imprevistos aún más...siempre que sean para bien, claro!
Que lista ¿eh?

Besotes!

Andrea dijo...

Pues muchísima suerte con el cambio!!

Seguro te irá bien, ya verás!
Un abrazo.

Mónica Rebolledo Sagredo dijo...

Excelente forma de exponer la ansiedad previa a un gran cambio. Creo que los cambios dan paso a algo nuevo (que sea bueno o malo, depende de uno y del cristal con el que miremos), espero de todo corazón que sea lo que esperas, o mejor aún, lo que necesitas.
Un abrazo y mucho éxito.

Luzmi dijo...

ay amigui, yo estoy hasta con los deditos de los pies cruzados!!!! Ya queda menos, solo 4 diítas que se te van a pasar de 24 en 24 horas, así que ánimos y pa'lanteeeeeeee
TQQJ

Carlos dijo...

Ya verà que le sale todo bien bonito (como Ud)
TQB

Azul... dijo...

Gracias a todos, ya está todo casi.casi, en un par de días o tres... les cuentooooooo

Bessitos!!!

Ana dijo...

Ya sé de qué hablas, o lo intuyo, madre. Y sea para peor o mejor, sabrás llegar a buen puerto, eso siempre le pasa a los luchadores...increible pero cierto. No hay cambio que les haga retroceder. EStoy contigo, madre mía. Max, recibí tu mail...Si, te debo mi voz, y siempre cumplo lo que prometo...DAme unos días que sepa qué decir...Madre...tqm ya sabes!

Azul... dijo...

Ana, hija de mi corazón, sabes de lo que hablo, porque lo he compartido contigo, gracias por estar y po venir a pesar de "derribo" =o)

Max, Ana tiene una voz relindaaa y doy fe de que cumple lo que promete!!!

Tqmmmmm mi niña!!!