jueves, septiembre 06, 2007

Proa hacia tus sueños...


Estaba un cura de un pueblo cualquiera organizando a la gente de su parroquia porque venían fuertes inundaciones... Cuando el agua comenzó a subir, el cura, sin parar de rezar para no morir ahogado, fue subiéndo por la torre del campanario y cuando estaba a la altura de las últimas ventanas, pasó una lancha. Los parroquianos le dijeron al cura que se subiera y el cura les dijo que no se preocuparan, que Dios lo ayudaría.

El agua seguía subiendo y el cura se fue agarrando como podía al techo del campanario. Pasó otra lancha, le ofrecieron llevarlo y la respuesta del cura fue la misma: "No se preocupen, Dios me ayudará". Seguía lloviendo y el agua subiendo, el cura rezaba y rezaba, ya estaba en la aguja del pararrayos del campanario, con el agua al cuello, y pasó una tercera lancha que quiso ayudarlo. El cura la rechazó con la misma frase de las otras veces: "No se preocupen, Dios me ayudará".

El agua subió y el cura ya no tuvo de dónde sujetarse, así que murió ahogado... Cuando llegó al Cielo le reclamó a Dios que no lo escuchara, que hubiera permitido que se ahogara, porque ahora sus feligreses no iban a creer más en el poder de la oración. Dios lo miró y le respondió:

- Tres veces intenté ayudarte, te envié tres lanchas... ¡y las rechazaste todas!


Nos reímos cada vez que escuchamos este ¿chiste?, pero la verdad es que es como para quedarse pensando qué es eso que nos hace sentirnos miserables y para lo cual no movemos un dedo en busca de una solución definitiva; en cambio, nos quedamos esperando que la respuesta nos caiga sepa Dios de dónde. Creamos en quien creamos -o descreamos-, queda claro que para que los sueños se nos hagan realidad, para que se solucionen nuestros problemas, para que provoquemos las cosas que queremos pasen en nuestra vida, ¡hay que echarle ganas e ilusión!... ¡y convencimiento!...

Hay una frase que siempre digo y me repito a mi misma: "las oportunidades no van a venir a tocarnos el timbre (imagínense, ¡yo vivo en un séptimo piso!!!), si queremos que nos atropelle el tren de la felicidad, ¡hay que ponerse en medio de las vías!".

Atraemos lo que pensamos, eso es así proteste quien proteste, por lo que la mejor manera de traer lo que deseamos es pensar en positivo. Nada de pensar "no quiero llegar tarde", más bien pensemos "el tiempo es perfecto y voy a llegar en hora". El Universo no sabe de cosas buenas, ni malas, simplemente cumple nuestras "órdenes", así que más nos vale afirmar lo que queremos bien clarito, en afirmativo, porque si el cura hubiese pedido una lancha para no ahogarse, a la primera habría salido de aquel pantanal, ¿cierto?

En las cosas más simples nos llegan las respuestas. Les doy un ejemplito: Yo anoche me acosté pensando en que tenía que visitar a una chica a la que le tengo mucho aprecio y pasa por un período de tristecita honda, porque su madre falleció hace muy poco. No tenía ni idea de dónde tenía su link, porque según yo, los ordené en "Mis Favoritos" y ayer me pasé un ratotote buscando el suyo y no lo encontraba. Me dormí pensando, "mañana la encuentro"... ¿Y qué pasó? ¡Que ella vino a verme y me dejó un comentario HOY! Si podemos en esas cosas chiquititas que nos hacen felices, ¿por qué no vamos a por ese sueño que tanto queremos????? En Venezuela decimos "Pida, mijo, que uno no sabe cuándo están por darle", simple y sabio, ¡pruébenlo y ya me contarán!!!

Pues eso, ¡Proa hacia nuestros sueños!

22 comentarios:

DonGalleto dijo...

Cuantas veces no vemos los enormes regalos que nos da la grandeza de Dios por aferrarnos a ciertas cosas que simplemente no son su voluntad =s

Rosa dijo...

Esa es la realidad Dios siempre hace algo, aunque nosotros a veces no entendemos. LO importante en la vida es no perder las pequeñas cosas maravillosas por estar esperando algo apoteosico que puede no llegar nunca y desperdiciar de esa manera la vida real. Un abrazo

Ulysse dijo...

Uno: Hay que tener cuidado con lo que uno desea con tanto fervor; El riesgo es que el deseo sea cumplido.

Dos: cuando alguien me interpela, siempro le acostumbro a desear el doble de lo que él me desee a mi ^^.


Mi viaje nunca acaba...

Mahe dijo...

Que tino mujer! aunque aun no se si el "tino" es tuyo o mio, pero leo tu entrada y lo primero que viene a mi cabeza es: sera que escucho la conversa que tuve esta ma#ana con mi amiga??

A veces son las circunstancias (casi siempre las mas dolorosas) las que nos llevan a razonar que nuestros pensamientos son "farmacia abierta 24 horas", para aliviarnos; o un "celda de castigo"... de esas donde recibimos -diría mi amiga- "mas palo que una gata ladrona".
Somos nosotros mismos quienes decidimos cual puerta abrir, eso lo sabemos... pero como nos cuesta recordarlo carajo! Incluso yo, te lo escribo aquí a ver si de una vez por todas convenzo de que no hay mejor cura, ni mayor estimulo que un pensamiento positivo.

Alguien recientemente me dijo: "querer algo es el primer requisito para poder lograrlo y si no estás como deseas estar debes revisar la intensidad de tus más preciados deseos", y es así amiga.

Dura como la mayoría de las lecciones de la vida, yo hace unos meses decidí aprender a interpretar esas se#ales, esos mensajes sutiles del Universo y a darme cuenta como lo has hecho tu que los resultados están en las cosas mas simples.
De momento corrijo... "Que tino tienes mujer!!", como dicen por ahí el gusto es mio.

Como aquí en Puerto La Cruz no tenemos tren, bajo corriendo a meterme en el mar y a esperar que me atropelle la lancha de la felicidad!! jajaja!
Un abrazo

Luis dijo...

Esta historia cada vez que la oigo me hace pensar más y más. Creo que junto a ella puede incluirse eso de "Ayúdate que yo te ayudaré" y no hay nada más cierto. Nuestro camino SIEMPRE es guiado por alguien y debemos prestar atención a cada detalle... no podemos esperar que se nos aparezca un Dios vestido de blanco y con una barba largota, o un gordito diciendo ser Buda, nosotros mismos debemos reconocer los ayudas que la propia vida, o el ser en el que creamos, nos mandan...

Azul... dijo...

Así es Don Galle, nos ahogamos en un vaso de agua en vez de contar los tesoros que nos rodean y nos llegan a manos llenas :)

Rosa, bella, Dios nos escucha y nos manda señales, en nosotros está ver o no. "Ojos y oídos", cierto?

Ulysse, sí, hay que tener cuidado con lo que se desea porque tiene la costumbre de hacerse realidad, por eso es tan importante educar nuestra mente. Yo tb suelo desear el doble de lo que me desean!.
Me alegra verte, se te extrañaba mucho :)

Mahe, linda, te dejo mi correo, quisiera enviarte una cosita que me ha llegado y que ha sido un tesoro para mi. Si lees esto, escríbeme a mi correo para enviarte el regalín, sale? milazules2000@yahoo.es

Luis, esa frase es perfecta para lo que quería expresar "Ayúdate que yo te ayudaré" ;)

Un bessito para cada uno!!!

Astrid dijo...

(Soy Angie desde el perfil de mi blog de poesía...)
tienes razón al compartir este escrito... ayudate que yo te ayudaré...!
Me encanta esta canción de Diego Torres!

Azul... dijo...

Astrid-Angie, y a mi me encanta que te encante!

Un bessote!!!!

carlos dijo...

Sabia y certera, as usual
LQQJ

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Tienes tanta razon...yo soy mas bien de las dramaticas-negativas y muchas veces no tomo las oportunidades. Mi esposo siempre me dice,"no digas no, porque el no siempre se lo tiene, mira a ver si te dan el si"....y eso trato de hacer.... y esto tiene mucho que ver con mi post de mi danza....o sea que ahora me has inspirado mas!!!! Gracias!

Lena

Azul... dijo...

Carlos, soy aprendiz (y de las más brutotas, además), pero soy más terca que una mula echada, así que aquí sigo, "dale que te pego"! XD
TQM amigo bello

Lena te mandé algo a tu correo, ojalá te llegue bien y lo leas
¡¡¡y ve a esa audicón!!! ¡¡¡suna orden!!!! :)

Bessitos para ambos (ando de sonámbula hoy, qué horror las horas en que ando por aquí jaaa)

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Ja ja ja, me gusta tu orden.
No me llego nada
lenanatacha@hotmail.com

besos,
Lena

Erranteazul dijo...

Ahhh....poner proa a los sueños no sé si será gratificante, pero es un hermoso reto que vale la pena siempre intentar.

Beso querida.

Carlos dijo...

"Pida, mijo, que uno no sabe cuándo están por darle"
...aunque no se lo crean, esas sencillas palabras son y funcionan como magia. Lo tengo como filosofía de vida...se que funciona.

Primera visita a tu casa, enrquecedora, gracias.

anelise dijo...

No había oído el ¿chiste? pero cuanta razón tiene.
Muchas veces no nos damos cuenta de las oportunidades que se nos presentan en la vida, hasta que las dejamos pasar, y ya es tarde. Yo he perdido una cantidad de trenes de esa forma...
Otros los he cogido, los he aprovechado, y he salido ganando, nunca me he arrepentido.
También creo que es cierto lo de que atraemos lo que pensamos. Si esre positiva me parece que atraes cosas buenas. Igual no es que las atraigas, igual sencillamente las ves, mientras que con una mentalidad negativa, te niegas a verlas, porque no crees que te puedan pasar cosas buenas
Besitoos

leo dijo...

Pues sí, Azul, que no se puede esperar sentado a que las cosas sucedan. Hay que arriesgarse, invocarlas, llamarlas por su nombre. Aunque Ulysse tenga razón también en aquello de "cuidado con lo que deseas..." pero ¿es que conocemos otra manera de aprender que el ensayo-error?
Con miedo no se va a ninguna parte.
Un besote.

Laura dijo...

Me encanta saber que estás tan feliz, y con muchas ganas de ser feliz, por sobretodo las cosas.
Espero que sigas con esos ánimos, ganas de lucha y que ese tren de la felicidad te pase por encima, quédate en las vías del tren.

Un abrazo lleno de muchas bendiciones.

Tawaki dijo...

Proa hacia nuestros sueños y a toda vela. Suscribo cada una de tus sabias palabras. Sirvan de escarmiento a los que sólo saben quejarse y de recordatorio a todos los demás. También le deseo lo mejor a tu amiga en un momento tan duro como este.

Besos,

bego dijo...

Azul...gracias por recordarnos cosas tan bonitas como esta, que animan a vivir, a soñar, a ser positivo, a ser mas feliz... y es que a todos nos hace falta.
Un beso
Bego

Athos dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo.
La lotería no puede tocarte si no compras boletos.

Me alegra verte de vuelta tan azúl como siempre.
Besos

Anónimo dijo...

Qué maravilla de texto te salió, tan sabio y tan simple, por qué nos costará tanto aprenderlo o más bien mantenerlo???
Besos
Gabrielle

max dijo...

"nos ahogamos en un vaso de agua en vez de contar los tesoros que nos rodean y nos llegan a manos llenas"

la perfecta síntesis para este post,(no podía ser menos viniendo de una guerrera)

Besos