miércoles, junio 06, 2007

Neuroparálisis o los musos han pasa'o de mi...


El entrenamiento, sea en la profesión o hobbie que se tenga, definitivamente es fundamental para la fluidez de lo que hagamos, pensemos o escribamos, y lo refiero porque con este parón de varios días, en los que todo a mi alrededor era una caída en barrena, sin tiempo para pensar en otra cosa que no fuera la fecha pautada como definitiva para la mudanza, me ha dejado las neuronas desprovistas de toda imaginación en lo que a temas para posts se refiere. Eso sí, si me ponen un rompecabezas, seguramente lo armaría en un tiempo superior al promedio, porque hay que ver la habilidad que he desarrollado para organizar y meter en el menor espacio posible, el cachivachero loco que vamos juntando en nuestras casas. Me sirvió mucho una frase dicha en un garage sale que hizo mi madre a raíz de su divorcio de mi padre y que salió de boca de la mujer que organizaba la venta: "Si tienes más de dos meses sin usarlo, es que puedes vivir sin eso, sácalo a la subasta" y eso hice mientras embalaba... y lo sigo haciendo aún ahora, mientras desembalo... no me he vuelto una asceta, pero casi =oD

Por las noches, cuando paro del todo, no soy capaz de dormir, por un lado, porque me duelen hasta los músculos del pasaporte, y por otro, porque en lo que me quedo quieta, mi mente sigue en el frenesí, localiza cajas, objetos, los lleva al lugar que deberán ocupar, reorganiza y me arrastra en su locura... así que, en vez de leer el libro que venía leyendo, he vuelto a un librito que adoro, en el que siempre encuentro frases, párrafos, que me vienen como anillo al dedo para los momentos que vivo cuando elijo releerlo...


Pienso que el hombre debe vivir en su patria y creo que el desarraigo de los seres humanos es una frustración que de alguna manera u otra entorpece la claridad del alma. Yo no puedo vivir sino en mi propia tierra; no puedo vivir sin poner los pies, las manos y el oído en ella, sin sentir la circulación de sus aguas y de sus sombras, sin sentir cómo mis raíces buscan en su légamo las substancias maternas.

Pablo Neruda
Confieso que he vivido



Es contradictorio, porque me siento feliz en mi nueva casa, estrenándolo prácticamente todo, con los retazos que me pude traer de mi casa de allá (hoy viendo fotos me di cuenta de que organicé el mueble del salón con los adornos y la disposición de los libros casi idénticamente a la que tenía allá y juro que no fue premeditado)... pero no puedo evitar cerrar los ojos y ver mi casa de allá, su luz, el Ávila inmenso llenándome la ventana... Para remate, está en España una de mis amigas de Caracas, hoy hablábamos por teléfono y por un momento no sabía bien dónde estábamos, si allá o aquí...


Así que tengo un "
cuatro por ocho" en el alma que, unido a mi neuroparálisis momentánea, me hacen aún más torpe que de costumbre para explicar lo que pasa por mi alma, al punto de sentirme un bicho raro... Bórrenme ésta y las que falten, ¿sale?



La foto me la traje de worth1000.com

10 comentarios:

Ontokita dijo...

estamos donde late nuestro corazón y donde está enterrado nuestro ombligo. abrazos

carlos dijo...

Crèame, està mejor ahì que aquì, ya habrà tiempo para volver, por el momento quèdese tranquilita ahì y ponga su casa tan bonita como la tenìa aquì, y conste que la extraño como no se imagina, pero sè que allà està mejor y eso me consuela
Besos preciosa

Angie Sandino dijo...

Y sin embargo posteaste! y sobre un tema que tarde o temprano nos sucede a la mayoria de los bloggeros...
Lleva un tiempo acostumbrarse al cambio, por algo se dice que cambio es igual a dolor + oportunidad!
Un abrazo!

Luzmi dijo...

Amigui, tranquila, es como me dijiste cuando hablamos, se te movió el tapete de nuevo, pero tú eres una equilibrista consagrada, así que no dudo en que recuperarás el equilibrio en poco tiempo.
Por más que te extrañe, tengo que darle la razón a Carlos, estás mejor allá sin duda alguna.
Te quiero muchotote
Besuchissssss

Waiting for Godot dijo...

A mi en mi última mudanza me dijeron lo mismo y así hice. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me alegra saber que estás de regreso y que, como siempre, sigues observando, capitalizando, creciendo.
TQM
Gabrielle

leo dijo...

Jajajaja. Veo difícil que tu cerebro pase de ti, Azul. A mi me pasa un montón: dejo de pensar en el blog un par de días y me cuesta un montóoooon.
Veo que vas llevando bien la instalación en tu hogar. Ánimo para lo que te falta.
UN abrazote.
Pd.- Hacía años que no escuchaba esta canción de Silvio. Graciñas, por los recuerdos.

Azul... dijo...

Ontokita, ciertamente!!!

Carlos, estoy de acuerdo contigo por mis hijas, porque si yo no tuviera el deber y la necesidad imperiosa de protegerlas, se iban a enterar!!!

Angie, preciosa, es que si uno no pone un pie delante del otro, no sale jamás!!! Muchííííísimos bessitos para ti!!!

Luzmi, me estoy pensando seriamente eso de graficar las movidas de tapetes que me hace la vida, por lo menos para estar lista cuando los vea venir =oD
TQM amigui de mi almita

Gabrielle, gracias a ti por tus palabras siempre certeras. Un besotototote

Leo, jamía, si a ti te cuetsa tons yo bajo las persianas de este chiringuito y me voy!!! (broma-broma, no me riñas!)
Esa canción de Silvio significa mucho para mi, si no la escucho, la canto, siempre me ubica en muchas cosas...

Bessitos para cada uno y, como siempre, es una alegría verlos por aquí!!!

Erranteazul dijo...

Venezolana tenías que ser!!! Qué hermoso el talante, la frase y las ganas. Te beso y reconozco, querida Azul, humildemente. Vaya que si se necesita abandonar, dejar atrás y mirar pa lante. Tu madre, felicítala!!!Cuánta razón y cuánta lección.
Me encanta y te imagino en tu nueva morada, llena de alegría y de luz, porque tú se la das. ¡CHÉVERE! chica...CHÉVERE!
Un beso y ¡qué lindo es Venezuela!
Sabes que México y Venezuela siempre hemos vivido en romance, a pesar de que los políticos digan otra cosa?
Un beso.

Azul... dijo...

Errante y tú eres DE PELOS!!!! Un besote, qué lindas palabras y qué nota me da verte por aquí de nuevo

300 besotes para ti, bello!!!