miércoles, noviembre 08, 2006

Profesión de fe...


Sí, sí, por lastimado y jodido que uno esté, siempre puede uno encontrar contemporáneos en cualquier lugar del tiempo y compatriotas en cualquier lugar del mundo. Y cada vez que eso ocurre, y mientras eso dura, uno tiene la suerte de sentir que es algo en la infinita soledad del universo: algo más que una ridícula mota de polvo, algo más que un fugaz momentito...

Eduardo Galeano

3 comentarios:

Carlos dijo...

Andas "nostalgiosa", tranqui, todo pasa. En un rato te llamo al celu.
200 besotes màs (pa' que sean 100 con los 800 del post anterior)

El Trimardito dijo...

Cierto jamás estamos solos completamente.

Azul... dijo...

Carlos, como te dije en esa llamada, gracias por estar y contenerme, eres del 1000 (el 10 se te queda peque =o)

Trimar, a veces la nostalgia es muy... piiii! (sonido de censura je!), para atajarla, me voy ya a casita a preparar unas arepitas, tás invitado! =o)

Besitos para los dos