lunes, julio 25, 2011

Ese lugar...

Yo sabía que en aquel sitio no podía vivir. Desde luego, diez años después de aquello, me doy cuenta de que para un desterrado no hay ningún sitio donde se pueda vivir, que no existe sitio, porque aquel donde soñamos, donde descubrimos un paisaje, leímos el primer libro, tuvimos la primera aventura amorosa, sigue siendo el lugar soñado; en el exilio uno no es más que un fantasma, una sombra de alguien que nunca llega a alcanzar su completa realidad; yo no existo desde que llegué al exilio; desde entonces comencé a huir de mi mismo...


"Antes que anochezca"
Tusquets Editores, 1992




8 comentarios:

Elena dijo...

Espero de corazón que no sea ese tu sentimiento, que te sientas bien en ésta tu ciudad, porque ella no sería así sin ti en sus día, ni tus días los mismos sin ella.

Un beso.

EUCHY dijo...

Mier...q fuerte...
Es la pura verdad. Por más enamoradas q podamos estar de nuestro nuevo hogar.

:S

Alí Reyes H. dijo...

Vale la pena acotar que Reinaldo Arenas es cubano ¿Nos dice eso algo?...Pensar que hay muchos venezolanos que están sufriendo igual destino...¡Que el Señor tenga misericordia de nosotros!

Mariabeatles. dijo...

holaa :D
me ha gustado mucho tu blog, es muy interesante.
Si uiqeres ,pásate por el mio y te haces seguidora si quieres :)

blogmarialovebeatles.blogspot.com

Azul... dijo...

Elenísima, yo no huyo de mi misma, lo habrás visto entre mis líneas, pero sí es cierto que la nostalgia es la segunda piel del inmigrante. Ahora entiendo cuando mis padres, estando en Venezuela, añoraban su Córdoba a morir... Y ahora se exactamente como se sentían...

Azul... dijo...

Así es Euchy, mi catira bella, podemos estar enamoradísimos del lugar en que vivimos, pero nuestra tierra siempre será el lugar soñado...

Azul... dijo...

Alí, yo confieso que lloré amargamente leyendo "Antes que anochezca", la autobiografía de Reinaldo...

Azul... dijo...

Gracias, María, que lindo que te gustó! n cuanto pueda me paso por el tuyo, prometido! =)