martes, mayo 23, 2006

56 añitos ná más...

Según fuentes del servicio de correos de Londres (Gran Bretaña), una carta sellada en el correo londinense el 3 de marzo de 1950, llegó a su destino, en la ciudad de Cambridge, sólo hace unos días.

La curiosa carta estaba dirigida a un ciudadano llamado George Green y remitida por una mujer llamada Gwen. En dicha misiva, Gwen citaba a George Green para el fin de semana siguiente. Tras encontrar esta carta, el portavoz del servicio británico de correos - James Taylor- ha manifestado que "la carta fue franqueada, por lo que es extremadamente improbable que haya permanecido en nuestro sistema durante todo este tiempo".

Sin duda, este error pudo suponer el triste final de una historia de amor...

Diario Tendillas
Martes, 23 de mayo de 2006

3 comentarios:

Merche dijo...

Es apasionante intentar imaginar qué historias se esconden detrás de una simple misiva... Lamentablemente, ya no se escriben cartas postales. Yo lo echo de menos :(

Azul... dijo...

Mi Gato ha vuelto!!!

¿Verdad que es apasionante?Yo tb echo de menosescribirlas, Gatito, con el único que me escribía cartas "de las de antes" era con mi padre, pero con el desmadre que hay en Venezuela en el correo, mis cartas hacia él jamás le llegaban y las suyas hacia mi, si lograban salir de Venezuela hacia España, tardaban casi dos meses =oS

Hemos optado forzosamente por el teléfono, ¿viste? Pero cada vez que viene o va alguien, no desaprovechamos el papel y el lápiz para decirnos cosillas =o)

Te extrañaba, preciosa

300 besitos!!!!

Vamp dijo...

Probablemente este craso error pudo poner fin a una historia de amor, sin embargo y como dice la cancion "Love will find a way".

Las posibilidade son infinitas

Vamp