lunes, noviembre 28, 2011

Equilibrista...

Oscilo; a veces el mundo escapa a mi comprensión, otras, me siento capaz de abrazar toda extravagancia de sus moradores, lo que probablemente le ocurra a todos. Y uno de mis aprendizajes, adquirido con su buena cuota de incertidumbre y pesar, es que para una mujer ser independiente es algo difícil, aun al borde del cambio de siglo en que nos encontramos. Que las que buscan su autodeterminación casi siempre pagan caro por ello. Que la palabra libertad aplicada a una mujer es casi siempre una mentira. Sobrevivo ensayando de sustraerme a esa implacable realidad, volviendo la cara para no encontrármela nunca de frente.


Marcela Serrano
"Nuestra Señora de la Soledad"



4 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

...Caray...

Alí Reyes H. dijo...

Hola Azul. En tigrero tengo un artículo de Osío Cabrices dedicado en especial a los venezolanos, se titula EL NACIONALISMO QUE PROPONGO ¿Puedes pasar y leerlo por fa?

Pluma y Data dijo...

La libertad:
Casi una falacia, algo relativo. Vivimos en un mundo de falcedades, de mentiras verdaderas, de verdades a medias. Todo siempre juega a la conveniencia de los que dominan.
La libertad: un sueño, un anhelo y una ilusiôn.
Eres mujer, y ejerce tu libertad y al que no le guste..............A freir monos.
Un beso

arandanilla dijo...

Ná, que tqm...y mi abuelo, cómo anda?