lunes, marzo 29, 2010

El Retorno de los Nómades... (2)

El retorno de los Nómades
Lía Schenck


Aclaraciones con esperanzas

Todos los seres humanos son nómades desde el nacimiento.
Cuando crecen, algunos se hacen sedentarios y otros no.
Los sedentarios se quedan siempre en un mismo lugar y ven las
cosas siempre desde un mismo punto de vista. No se mueven de
sus lugares ni para mirar ni para vivir.
En cualquier momento de la vida, un sedentario puede empezar
a ver la vida de otra manera si aprende las maneras naturales
de los nómades.
La transformación de sedentario a nómade entraña algunos
dolores necesarios. Tendrán que aprender de nuevo casi todas
las cosas y empezarán a llamar a las cosas por otros nombres.


Dejarán atrás esa costumbre de caminar en línea recta para
ir desde sus casas al trabajo y desde el trabajo a sus amores.
De a poco aprenderán a caminar en espiral como los nómades.
Caminar en espiral protege a los nómades de los tornados y
de los granizos.
Cuando todo pasa vuelven a caminar en espiral.
Esta manera de caminar no sólo es útil en las catástrofes sino
en cualquier día del año y de la vida.
Les permite mirar los abajo, los arriba y los costados de
todas las cosas, incluidas las flores, los jarrones, los techos
y las mariposas.
hay otras condiciones básicas para transformarse de
sedentarios en nómades dado que no sólo caminan en espiral
sino que vuelan por los siete puntos cardinales del espacio.




Si deseas leer el libro desde el principio, haz click en la etiqueta
"El retorno de los nómades", que aparece al pie de esta entrada,
donde dice "Guardadito en"

5 comentarios:

Al� Reyes dijo...

...Ummm...como que estoy entendiendo...¡Tú eres el mejor ejemplo! ¿Pero por qué "nómades" y no el castiizo "nómada"?

Quiero presentarte un bloguero que también es "nómade" como tú
Si no me equivoco está en
www.docmanuel.blogspot.com
Es un médico venezolano que tiene 7 años en España

Tawaki dijo...

Ni que decir tiene que me gustaría formar parte de esos nómades, ya sabes que no paro quieto y que todo me interesa, pero creo que también debe haber cierto equilibrio, cierto contrapeso.

No sé si esos nómades podrían terminar perdidos sin una estrella polar, fija en el cielo.

Un beso.

Camino del sur dijo...

Gracias Azúl
Abrazos

Juan Carlos Araya A. dijo...

Amiga amiga, parece que hemos compartido este tema, nuestros países están mas unidos por el destino de lo que creemos, el exilio es uno solo, de izquierda o derecha, yo no lo viví, pero me siento absolutamente habilitado para comentarlo, me duelen todos por igual, conozco mucho de ese sufrimiento , he visto amigos en mi blog lo planteo en mas de una ocasión
http://miciudaddetrasdeunlente.blogspot.com/2009/08/encuentro-tras-36-anos-de-exilio.html

Hemos andado caminos cercanos y lejanos a la vez, yo anduve en Barcelona, supongo que es cerca de tu tierra, que la verdad nunca será tuya, uno tiene una sola , la que lo vio nacer
Un abrazo amiga
JC

Anónimo dijo...

Azulita!!
Te acordás de mi? Soy Pé, Pamela, de los ovillos de Penélope.
Que lindo encontrarte. Estuve desconectada del blog por mucho tiempo.
Y te encuentro con el regreso de los nómades, esa preciosura de librito...

Te mando un beso grandote,
P-