lunes, febrero 08, 2010

Adentro...

Me ha dicho que le duele el aire, que la sangre quema sus venas, y que su cama es de alfileres, porque perdió a la mujer que ama en alguna de las vueltas del camino y no hay mapa que le diga dónde hallarla. La busca por la corteza de la geografía sin concederse un minuto de tregua ni de perdón, y sin darse cuenta de que no es afuera donde está, sino adentro, metida en su fiebre, presente en los objetos que toca, asomada a los ojos de cada desconocido que se le acerca...


"La multitud errante"
Anagrama, 2003

14 comentarios:

Elena dijo...

Hola Azul.
Bonito texto nos traes hoy.
Es lo que suele pasar cuando se pierde un amor y no se olvida.
Todos los objetos lo reflejan, y todos los ojos nos lo recuerdan.

Besos.

PACO dijo...

hola amiga.
Bellas son las palabras que pones en tu entrada.
Es triste perder a un amor y lo buscaria hasta debajo de las piedras si hiciese falta. Por amor se da la vida y se remueve cielo y tierra.
Besos.

arandanilla dijo...

Me uno a lo que dice Paco, má.

leo dijo...

Ays, pues yo no sé, no sé... El texto es bellísimo, pero me resuena un poco a obsesión, jo...
Se te echa en falta. Espero que todo esté yendo muy bien.
Besos a puñaos.

Alí Reyes H. dijo...

Ultimamante estás muy triste Azules y tus escritos dan cuenta de ello. ¡Bueno!...no todo el tiempo se ríe
-----
Actulicé, te espero por allá

gerardo omaña dijo...

Disfrutando de tus letras.

Felíz día de la amistad, hoy, mañana y siempre...Te dejo un regalo.clik

Tawaki dijo...

Si la perdió lo lógico sería desandar los pasos hasta hallarla, pero siendo mujer, lo más probable es que la encuentre delante suya.

Besos.

Azul... dijo...

Elena, y tantas familias rotas en el trasiego de los pueblos comolmbianos, cuando pasa la desvastadora guerrilla. Los libros de la Restrepo son todos una delicia.

Un besote!

Azul... dijo...

Paco, eso hacía el personaje del libro, buscarla hasta debajo de las piedras, con el alto precio de perderse el resto de su vida...

Un besito!

Azul... dijo...

Aran, sí, pero no hay que olvidarse de vivir ;)

Azul... dijo...

Exacto, Leo, es lo que pasa cuando pierdes algo o alguien querido de forma absurda e inesperada...

Ando por aquí, todo está medianamente ajo control, asi que tranqui, que ya pronto estoy aquí del todo ;)

Mil besotes, Maga bella

Azul... dijo...

Alicito bello, como te conté por correo, no estoy triste, estoy bien. El texto, que lleva conmigo mucho tiempo, quiere resaltar que a veces lo que buscamos no está fuera de nosotros, sino adentro, profundo :)

Un besotote!

Azul... dijo...

Gracias, Gerardo, yo disfruto de tu compañía :)

Azul... dijo...

En el caos de un país en una guerra no declarada, Tawaki, no hay caminos que desandar, ni mapa que te conduzca a ningún puerto. Es la Colombia profunda y sufrida, víctima de una narco-guerrilla cruel y sádica, que ha hecho de la violencia su vida, sin norte ideológico...

Un besote, guapísimo!