jueves, diciembre 13, 2007

Se nos viene la Navidad...

En otras entradas he hablado de él, de mi Wook, y los links de sus Blogs están en mi sidebar, formando parte de los míos personales, porque él es una parte importante y vital de mi vida... Nos conocimos hace 10 años, en ese entonces él aún vivía en México, pero pronto se mudó a Temuco, Chile, por razones de trabajo. Juntos hemos pasado de todo: hemos celebrado triunfos, llorado derrotas y tristezas, compartido risas, noticias, encuentros y desencuentros, me ha entrevistado varias veces para su programa de radio e, incluso, alguna vez he grabado cosas para que la transmitiera en su programa... Muchas veces ha sido -y es- mi brújula, esa que me devuelve al camino con paciencia y amor, ésa que me encuentra en lugares insospechados y azules, y me proteje hasta de mi misma, con su calidez...

Hoy les traigo un texto de su autoría, yo que conozco la historia me he conmovido hasta los huesos leyéndola, pero no hace falta saber mucho más, para que su texto nos toque el corazón, así que con su permiso expreso, se los dejo aquí. Entre muchas otras cosas sirve su lección de valentía, la luminosidad con que mira las cosas, su nostalgia enorme y, espero, pronta a finalizar porque se reencontrará más pronto que tarde con los suyos... Sirve para que miremos a nuestro alrededor y agradezcamos tener a nuestro lado a nuestros seres queridos, y a los que no los tienen cerca, para darse cuenta de que somos muchos los que estamos lejos, muy lejos, físicamente, pero absolutamente cercanos en el corazón porque lo esencial, ya saben, es invisible a los ojos...

Gracias, Wook, por todo lo compartido, por tu amor incondicional, por permitirme traer aquí tus letras, por todos los azules siderales, por TODO...






Se nos viene la Navidad...



Salgo a la calle en tarde de sábado. El centro de la ciudad hierve de gente, vehículos, luz y edificios con renovadas vestimentas primaverales/navideñas. Movimiento nervioso, miradas que buscan regalos, toneladas de nuevas mercancías en las vidrieras. En los pasillos de los almacenes, las empleadas que en Junio me ven con malos ojos, ahora parecen estar de muy buen humor. Hasta me ofrecen perfumes y fragancias de esas que nunca uso. Las mamás con sus niños parece que más que de compras, asisten a una tarde de juegos.

Las grandes tiendas del centro de Temuco sonríen en pleno inicio de Diciembre, en este fin de semana en que las ofertas surgen hasta para los más olvidados. Parece que el dinero abunda y después de todo, cada quién se siente imbuido de cierto glamour y vanidad satisfecha. Yo prosigo mi camino de trashumante vagabundo, disfrutando de la vista general y de las caras sonrientes.

Voy a la Feria Pinto, donde la gente es sencilla y mira las cosas de otra manera. Pero voy siguiendo su ritmo, frenético también, donde cada uno persigue su trocito de felicidad, sea merecida o no. Y el ambiente es el mismo. A un lado de los cerros de papas y las demás verduras, asoman su cabeza los pinos que se convertirán en Árboles de Navidad. Los hay naturales y artificiales, y advierto decenas y decenas de cajas con esferas plásticas. De momento, suspiro recordando los adornos del árbol que ponía en la casa, con mis hijos. La última vez, fue en Diciembre de 1998. Han transcurrido muchos... muchísimos años.


Mientras que en México los arbolitos se adornan con una punta hermosamente trabajada en cristal soplado, lo mismo que las esferas, el ambiente que se respira en las calles de la ciudad donde viven mis hijos es más o menos el mismo que advierto ahí, en esa Feria Pinto. Sin embargo, no hay piñatas, tejocotes, cañas, ni ponche, ni el olor del heno fresco y el musgo para el Nacimiento. Todo aquello que empleamos para festejar Las Posadas, son solo una nube en mi recuerdo. Pero sobre todo, no están ellos, mis hijos.

En casa era una tradición que el 1 de Diciembre, cayera en el día que cayera, se ponía el arbolito. Salíamos a comprar esferas nuevas, adornos relucientes, escarcha para las ventanas, figuras de cartón y terciopelo para las paredes, y al llegar empezábamos una especie de fiesta que transcurría durante todo el día. Sacábamos las cajas con las esferas del año anterior y las limpiábamos, leíamos las tarjetas antiguas y probábamos las series de luces por si fallaba alguna. Nuestro árbol era sacado de su estuche y estirábamos sus ramas con amor, como para despertarlo de su letargo de un año. No era un objeto de plástico. Era un símbolo que nos unía.

Comíamos mientras adornábamos toda la casa y de fondo se escuchaban las canciones de Feliciano, Las Ardillitas de Lalo Guerrero, y de todos esos artistas que han hecho esas melodías para los que deseamos ser felices mientras sentimos que existe un Espíritu de la Navidad. Cantábamos a todo pulmón y yo hacía una voz como de Santa Claus y su "jo jo jooo".

Eventualmente Oliver o Damayanti, mis hijos, dejaban caer alguna de las esferas y al romperse estallábamos en risas. Más de una vez dejábamos caer algunas a propósito solo para reír más. Mientras estábamos en eso, Rocío, mi esposa, trataba de que la casa no se desbaratara de tanta felicidad y nos llamaba a la cordura. Entonces yo la tomaba de una mano y nos poníamos a bailar. En ocasiones llegaba algún amigo a visitarnos y se veía envuelto en esa celebración.

Al llegar la noche, quedábamos en silencio un segundo antes de conectar las luces del arbolito. Apagábamos toda la demás iluminación y entonces, como una aurora bendita y mágica, comenzaban a danzar las luces rojas, verdes amarillas y azules surgidas no solo del Árbol de Navidad, sino desde nuestros corazones. Para nosotros, era un momento importante encender cada noche de diciembre esas luces. Y yo siempre insistía en dejarlas hasta el amanecer. Las manteníamos así hasta el siete de enero.

Y así, pensando en todo esto sigo caminando mientras me dejo empapar por todo este fluido de Buena Voluntad y aire navideño. Cuando me siento energetizado emprendo el camino de regreso a mi buhardilla. Al llegar, enciendo la PC y mi Damayanti, ahora una adolescente de 16 años, está en el MSN, con muchísima tarea de Matemáticas a entregar el lunes. Conversamos un poco, como siempre, y nos sentimos amados y acompañados. Se que esta Navidad, como las ocho anteriores, serán a través de la pantalla. Pero el hilo indisoluble de nuestros sentimientos va más allá que cualquier cable y conexión ADSL.

Nuestras almas están conectadas por el amor.


Jorge Luis Martínez Hernández
Locutor/Productor, Voice Over de orígen Mexicano
Radio Antena 9, 88.7 FM
Temuco, Región de La Araucanía, Chile.
http://viajerosvirtuales-troy.blogspot.com/
http://estudiotroy-audio.blogspot.com

32 comentarios:

luzmi dijo...

Me consta cuánto te quiere Mary, Jorge Luis, ojalá que pronto puedas estar de regreso con los tuyos. Besuchines para los dos!

Yo! dijo...

wow qué historia, cuando leí sobre cómo decoraban el arbolito, así es el ambiente con mi esposo, una alegría inmensa y una echadera de broma con las cintas, las guirnaldas..pero volviendo al texto de tu amigo, se me hizo un nudo en la garganta, cuantas familias separadas con esto de que cada quien sigue su vida en otro país, no es fácil... yo también recuerdo a unos cuantos seres queridos que no están en Venezuela.. pero así es la vida y hay que seguir, lo bonito es que el sentimiento se guarda adentro y los recuerdos jamás se borran. Besitos, bello post!!

max dijo...

Que bién,da gusto leer estos textos donde asombrosamente se reflejan las nostalgias de quién escribe sobre las de quienes leemos.
Y me quedo con el mensaje esperanzador de todo esto,ese mensaje que nos dice a gritos que esas costumbres,esas tradiciones tan llenas de valores jamás deberían perderse
¡¡¡ gracias Jorge Luis !!!


Besos

Laura dijo...

Que bonito, este relato sobre la navidad, que encanto que cada 1ero de diciembre fuera como fuera se colocaba el arbolito.

Un abarzo.

Gigi dijo...

aqui estoy con los ojos aguarapaos...que bonito, uno lee estos relatos y se da cuenta que no estamos solos, habemos muchos que nos pasa lo mismo, las separaciones, las tradiciones, las alegrias, los recuerdos, todo lo cargamos en la mochila de la vida, y va con nosotros por siempre, no hay que perder los ánimos, estemos donde estemos, esa línea de comunicación estará presente y gracias a Dios que existe el ADSL, para poder mostrar nuestro amor, nuestras alegrías, nuestra ternura y también, nuestros sufrimientos, de una forma muy inmediata;mucho ánimo y las navidades son la mejor época para encontrar nuestros ratos de felicidad sincera, un abrazo a ambos.

Azul... dijo...

JA! Quien me diga que el Windows Vista es una maravilla, lo cuelgooo buaaaa
Acababa de contestar sus comentarios y se me cerró sin publicarlo!
Cuando se me pase la "arredchair" vuelvo!!!
=o(

Ricardo Tribin dijo...

Queridisima Azul,

Mil gracias por tu doble saludo en mi blog asi como lo que hoy nos regalas en tu post. Y lo de Windows Vista? pues te cuento que hoy se me lleno mi Drive Pressario (D) y me toco llamar al tecnico pues parece que alli esta la informacion basica para reiniciarlo en caso de Virus. Que cosa y tendre que pensar en minimo treinta dolarito. Que te aprece?. Un beso

Gigi dijo...

Azul, vuelve al xp¡ y deja la vista para otras cosas jaja

Mariale divagando dijo...

Pasando a saludar...

Angie Sandino dijo...

Que bonita historia y que lindo escribe tu amigo, gracias por compartirnos...
Los felicito a ambos por mantenerse en contacto e ir incrementando su cariño a través de los años...

Un abrazotototote!

Azul... dijo...

Bueno aquístoy, de puntillas, a ver si el coso este me deja responderles XD

Luzmilita y él también lo sabe ;)
Te extraño "más mucho", amiga!


Tú!, preciosa, te contaba antes, que esas tradiciones para montar el arbolito son entrañables. Yo la tenía en Caracas, con mis compadres Laureano (Márquez) y Magaly, un finde lo montábamos en su casa y Laureano nos hacía panes de jamón, y el otro finde tocaba en mi casa. Nos pasábamos el día entero en la ceremonia de celebración de uno de los momentos más lindos del año :)
Esperemos que un día podamos volver a hacerlo, no perdemos la esperanza!
Un besote!

Max, hay que conservarlas con todas las fuerzas!
Besos!

Gigi, buaaa el Vista me odia! (pero yo soy más fuerte que el odio XD)
Te decía antes, que ahora lo tenemos más fácil, porque cuando mis padres emigraron desde españa a Venezuela, una carta podía tardar hasta 6 meses en llegar... si es que llegaba!
Un besote, preciosa y ¡ánimos!

Ricardo, esperemos que lo de tu pc no sea nada, te mando buenas vibras!!!
Un besote!

Mariale, ¡besotes!

Mi Angilita bella, ¡gracias! Espero que ya estés mejor!!! besototes!!!

Bueno, ahí voy a publicar, crucen los deditos!!! :D
besossssssssss

carlos dijo...

te acabo de mandar las fotos de mi àrbol y la rumba que montamos el dìa que lo decoramos
TQQJ

Viole dijo...

Uq� linda historia!!!! tu me sorprendes mucho... y me encanta la lectura... me encanot este hermoso relato de navidad...


Cuidate y te estoy enlazando ya!!

Viole

Luis dijo...

Regresé!... El amor siempre logra acercarnos por más kilómetros que haya entre nosotros... y más si es navidad! =D

TROY dijo...

Hola a todos: Muchas gracias por sus comentarios. Más que nada, celebro que este relato les haya dejado un marco de referencia para sus recuerdos personales. Es parte de esta magia que le podemos generar a la tecnología actual.

Vivir lejos de nuestros seres queridos puede ser una maldición, si eso es lo que elegimos. O puede ser un periplo asombrosamente enriquecedor, si así lo deseamos.

Puede ser ambas cosas por momentos, pero siempre será parte de la vida que nos ha tocado en suerte vivir, con el libre albedrío de ir escogiendo hacia dónde ir en cada encrucijada.

Gracias, Wookie por las excelentes fotos que pusiste para acompañar el texto. Muy ilustrativas.

Deseo para todos, una excelente Navidad y una serie de eventos maravillosos en cada día.

Troy

Carilisve dijo...

�Hola Azul!
Al leer tan emotivo texto, se me vienen las im�genes (palabras m�s, palabras menos) de nuesras navidades no hace muchos a�os atr�s.
Creo no estar equivocado cuando me atrevo a mencionar que ese era en ambiente en nuestros hogares.

Me encant� la frase "el hilo indisoluble de nuestros sentimientos va m�s all� que cualquier cable y conexi�n ADSL"

Sobre wl Windows Vista... pues no mucho que comentar...

Besos.

Tawaki dijo...

La navidad une a las personas por muchos océanos que haya de por medio. Enhorabuena a tu amigo por el texto, que destila esencia navideña, y gracias a ti por publicarlo.

Un beso

leo dijo...

Un texto precioso, taaan lleno de melancolía, de tiempo pasado, de cariño.
La Navidad me pone tontorrona...
Ojalá entendiéramos esa conexión entre nosotros y nos volviéramos definitivamente humanos.
Gracias y besos, Azulilla, guapa.

Carilisve dijo...

¡Hola Azul!
Luego de publicar una entrada de un meme musical,mi blog despareció.
Simplemente se muestra un mensaje de error.
Ya envie un correo a Blogger reportando el caso.
Mientras me mantendré fuera de linea.
Ojalá sea por poco tiempo.

Azul... dijo...

Carlos, fotos recibidas, qué lindo la pasaron, espero algún día volver a disfrutar esos momentos con todos Uds.!!!
TQQJ

Viole ¡¡¡bienvenida!!! Ya vi que comentaste en mi artículo para el blog donde colaboro y que luego te has pasado por aquí ¡Gracias y un besote! Ya iré a visitarte también :)

Luis, como dice la famosa propaganda, todos volvemos a casa (con los nuestros) de una forma u otra, por Navidad ;)
Un besote!

Wook, gracias a ti por TODO :)
Besotototes!

Carilisve, estoy espantada al ver que tu blog sigue aún "desapear", dime a dónde hay que escribir para reportarlo yo también, que eso no puede ser, estoy entre asustada y re-furiosa! ¿Cómo puede un blog desaparecer así???? snifffffffffffffff
Avísame a donde gruño porque no di con la dirección a donde hay que reportar el error, y protestamos juntos!!!

Tawaki, gracias a ti por compartirlas :)
besitos!

mi Maga Leo, yo creo que somos muchos los que nos ponemos tontorrones por estas fechas, como que todo nos toca más el alma y no sabemos cómo canalizarlo... Eso sí, me queda claro que tú más humana y bella persona no puedes ser, guapi ;)
Un besazo!


Más besotes para todos y ¡gracias por venir! Si tardo en asomarme por sus casas o en responderles es pq tengo a mi peque (Isabella) muy enferma, con fiebre de 40 grados desde ayer y ni con los antibióticos remite, así que ya me voy a cuidarla, tengo 2 días sin dormir y ya no veo ná!

Se les quiere!

Lita dijo...

Que hermosa manera de narrar...me encanto!!!

rajo de luz dijo...

Hola Azul, bellísimo y emotivo relato de una historia real, me he emocionado leyendo esas palabras que describen los sentimientos intensos que vive su autor, sentimientos de amor que traspasan cualquier distancia...gracias por publicarlo...es triste y a la vez tiene su parte alegre,también es la realidad de muchos.
un beso, el aguinaldo es precioso!

Gigi dijo...

Hola azul, solo una notita de ánimo para que cuides a tu niña, esta época es muy mala, aqui en el mediterráneo hace un frio que pela como dicen los españoles, besitos y se la mejor enfermera¡

Carlos dijo...

...me ha conmovido como a pesar de la distancia Wook afianza su amor fraterno, filial, a traves de un cable y pantalla.

Gracias por comartirlo Azul.

u minúscula dijo...

hola!
siento tardar tanto en venir a saludar..
lo cierto es que estoy bastante dispersa
(más de lo normal)


escribí algo el otro día sobre el azul
igual te gusta..
besitos

Guerreros de Luz. dijo...

Bufff .... a mi el estar separado de mi hijo y familia , aunque yo haya decidido venirme a vivir lejos , a veces me deja como anonadado , atontado , con un vacio en el pecho ...
En fin , el 21 espero estar con ellos , menos mal...

Saludos .

Galae.

Carilisve dijo...

¡Hola Azul!
El tema de los bloqueos de blogs, pica y se extiende, la lista es larga y curiosamente parece ser que la mayoría son blogs de personas ubicadas en Venezuela y Chile.
Ya comenzó una campaña y banners de protesta. Más información en:

http://lycettescott.blogspot.com/2007/12/blogger-error-bx-rh26vj.html

He enviado correos a los grupos de ayuda en inglés y en español, pero nadie se digna en ofrecer una respuesta.

Espero que solo sea una falla temporal, me daría mucha molestia tener que cambiar mi blog hacia otro sitio.

Mil Orillas dijo...

Maravilloso, Azul!

Gracias por compartirlo!

besitos

El Trimardito dijo...

Hoy estoy en mi casa, entró a tu blog y mi esposa se pone a llorar, porque pusiste ese aguinaldo que le aguarapó el corazón y le trajo la nostalgia.

Saludos!!

Azul... dijo...

Lita ¡me algra que te gustara!
Besitos!

Rajo de Luz, es conmovedor y es aleccionador :)
La música es para ver si ya de una me pongo navideña ;)
Besotes!

Gigi, yo llevo peleándome con la gripe hace semanas, cayó isa y desde hoy han caído mi Lori y mi mamá, así que esta casa parece un hospital "robao" :D
Cosas del invierno en cuerpos tropicales, viste? :)
Gracias por los ánimos, preciosa!
Besototes!

Carlos, yo lo he releído mil veces y siempre me "agua el guarapo" (Venezolanismo para conmover :)
Besitos!

U, preciosa, siempre es un lujo verte por aquí, esta noche me paso a leer tus azules, weno? un besote!

Galae son las cosas con las que hay que vivir cuando tomamos decisiones... pero de eso sabes tú un rato largo ;)
Que disfrutesmucho junto a los tuyos!
Un besote y buen viaje!

Carilisve, corazón, no solo es la molestia de mudarse a otro sitio con el blog, es TODO lo que tenemos en el actual! Es que yo no quiero ni imaginarme perder todo lo que hemos escrito!!! Voy de salida ahora (a la farmacia y al médico con las pestosas je), pero esta noche jurungo y me uno a cuanta protesta haya!!!
Un besotote!!!

MO, bella, un besote!!!

Trimar, un besotote para tu esposita y otro para ti!

Besosssssss

Waiting for Godot dijo...

Precioso. :)

Azul... dijo...

Waitingcita bella, un besote!