miércoles, octubre 17, 2007

Ni esconderse... ni huir...

Existe entre los bosquimanos, -un pacífico pueblo del desierto de Kalahari, una curiosa costumbre: dado que cíclicamente pasan temporadas en las que es difícil obtener alimentos, sus cuerpos tienen una reserva de grasa para esos tiempos difíciles. ¿Dónde? En las nalgas, que sobresalen de modo notable.

Así, cuando un joven se enamora de una chica, cuenta, para hacérselo saber, con un diminuto arco y una pequeñita flecha, la cual disparará en algún momento... en la nalga de ella. Si ella le corresponde en el sentir, se acercará a él y se la devolverá. Si no, lo mirará de frente y partirá la flecha en dos. Sin saberlo, esta tribu encarna en cada vínculo el mito griego de Cupido. ¿Quién de nosotros no ha sido herido por esa flecha?

Un vínculo profundo implica, siempre, algún tipo de herida, pues cada vínculo, breve o prolongado, nos esculpe por dentro. Borges lo dijo así:
"He ejecutado un acto irreparable: he establecido un vínculo."

Pareciera ser que la Vida, al crear a los humanos, nos instaló un mecanismo automático para propiciar nuestra evolución: la necesidad de vincularnos; como las plantas, nos polinizamos recíprocamente en cada relación (y de cada uno dependerá qué fruto dé ese intercambio).

Por eso es natural tener miedo a abrirse íntimamente: no sólo tememos al rechazo o al abandono, sino también a la transformación interna que un vínculo pueda dejar en nosotros; ya no seremos los mismos. (¡Y es que de eso se trata la Vida!...)

¿Cuál es el riesgo mayor ante ese miedo? Cerrarse. Porque cerrarse a las relaciones transformadoras, hace que uno se encoja dentro de sí, se en-ferme (etimológicamente: "en ferme" = cerrado).

Crecer vincularmente afrontando esos miedos , es lo único que puede curar el temor. Porque... ¿cuál es, si no, la otra opción? ¿Esperar a, "algún día", ya no tener miedo para, por fin,s animarse a establecer vínculos? Resultará triste elegir lo que el mismo Borges enunció así:
"Es el Amor: tendré que esconderme, o huir".

Salga bien o salga mal, un vínculo puede ser un espejo donde verse a sí mismo: un Camino de autoconocimiento. Sólo ese proceso nos lleva desde el amor con minúsculas, a algo mucho más hondo: al Amor, con mayúsculas.

Falta aclarar algo: no es fácil.
Pero quizás nada de lo que valga la pena lo sea...

Un antiguo relato Zen nos lo dice de este modo:

El aprendiz de la vida tenía una duda en el corazón.
No se trataba de una pregunta filosófica, nacida de su intelecto, sino de un cuestionamiento que le surgía desde su propio dolor.
(Ésas son las preguntas que verdaderamente valen la pena...)

Fue entonces hasta el recinto donde estaba su instructor, y, con el corazón abierto, le preguntó:

- Maestro... ¿qué es el Amor?.
Su respuesta fue muy breve:
- La ausencia de miedo.

Luego meditar en silencio, el aprendiz volvió a preguntar:
- ¿Y qué es aquello a lo que le tenemos miedo?
Y el maestro contestó:
- A lo que tenemos miedo es al Amor.

Recibido por correo electrónico
Desconozco su Autor/a

23 comentarios:

luzmi dijo...

Hola, amigui, que bonito texto y que cierto!
Espero que laura ya esté mejorcita. Te dejo besuchines, que ya es hora de ponerse a trabajar!!!
:S

leo dijo...

¿Un correo anónimo? Ay, qué emoción, Azul, ¿no? Y más si es precisamente lo que te han mandado, que es precioso.
Donde anida el miedo no puede hacerlo el amor. Trato de recordarlo y ser valiente.
Gracias por el recordatorio: a ti y la persona del email misterioso (qué curiosidad).
En otro orden de cosas, más frívolas, intuyo que entre los bosquimanos habría causado furor. (Cuánto esfuerzo por hacer más pequeña la diana... qué cosas.)
Besotesssssss.

Carilisve dijo...

¡Hola Azul!
Bonita reflexión sobre los vínculos afectivos y emocionales.

Lo más paradójico de este tema, es que el ser humano solo logra tomar consciencia de sí y de su individualidad, a través de los vínculos que establece a lo largo de su vida; ellos permiten determinar infinidad de referencias que formarán la estructura racional y afectiva del sujeto. Es algo innato y subconsciente...aunque se quiera negar...Ummm mejor lo dejo hasta ahi...

Referente a las reservas de grasas en las nalgas...por estos lados recordarás que también tienen esa previsiva costumbre, haya escasez de alimentos o no. jjeje

PD: Dejé un relato en el blog, sobre un hecho de ese realismo mágico, tan frecuente en estas latitudes.

Saludos.

Pilar Simó Flórez dijo...

HOLA AZUL: EN VERDAD ES UNA PRECIOSA REFLEXION LASTIMA QUE NO TENGO MUCHAS NALGAS JA,JA,JA,JA.... TODO LO EMOCIONAL ESTA EN UNO MISMO Y LO RACIONAL POS NI SE DIGA....

MILK BESOS
NO TE ME PIERDAS AMIGA :(
TQM

Carlos dijo...

...no te miento si te digo que hace mucho tiempo, muchisimo tiempo, no leo un texto tan hermoso...
Gracias por compartirlo.

SOF dijo...

Evoco a Cohelo: "Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber que desición tomar".

El miedo universal de los seres humanos, eso es muy cierto. Tal vez definir el amor, nos pueda resultar fácil, lo díficil es comprenderlo. Esa parte de aceptarno en nuestra esencia para enotnces poder abrazar la existencia, existencia en la cual inevitablmente encontraremos el sentimiento más maravilloso: el amor.
Es un texto sabio, porque la persona refleja su propia inteligencia emocional.

Muchas gracias por tu comentario en mi blog. Muchos saludos y un fuerte abrazo...porque estamos viviendo con amor =)

Mc Vickers dijo...

hermosura rebosante que se escapó de los rersquicios de algún alma en pena...
Tienes un blog bonito de verdad, enhorabuena. te invito a que pases por el mio
http://elbaluartedeoccidente.blogspot.com/
Un saludo
Luis

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Le tenemos miedo al amor pero nuestro amor y pasion es mayor que el amor...eso espero por lo menos...

Te imaginas recibir una flecha en la nalga? Aunque sea el mas guapeton de la tribu parto la flecha en dos y lo mando a freir churros!!!! jajaja

Besos,
Lena

max dijo...

Recuerdo haber leído en un mural:

"Lo que amo me transforma"

Que todos puedan vivir la experiencia es lo mejor que puedo desearles.


Max

Laura dijo...

Bueno, yo vivo actualmente una situación difícil, creo en lo que dice ese escrito sobre lo bueno y lo malo, quizás eso es lo que sucede es un camino de aprendizaje, pero es muy duro.

Un abrazo.

Azul... dijo...

Luzmi, amigui, la niña está mejor, gracias! :) Dile a carlos que es un descastado de lo peor!!! Y que le mando un :P
para ti besotes!!!

Leoooo, anónimo el texto, niña, el correo es que no recordaba quien me lo envió porque se me traspapeló en los 1000 correos que me llegan de todas partes!!! :D
Habrá que irse a esa tribu, amiga, por lo menos pasaremos desapercibidas jeje
besotessss

Carilisve, y qué importantes son esos vínculos, verdad???
Sobre las reservas de grasa ni pío te vi'á decir :P

Pilar, hija, qué suerte, no tienes que matarte haciendo spinnig!!! :D
No me pierdo, ya me desenredé un poco y me tendrán aquí, como siempre :)

Carlos, tú si que eres un bello!!!!
Gracias a ti por pasar, corazón de melón!

Sof, la parálisis dolorosísima del miedo... definitivamente hay que ejercitarse y obligarse a echar pa'lante contra viento y marea :)

Luis (Mr. Vickers), gracias por la visita! Eres bienvenido cada vez que quieras pasarte por aquí :)

Lena, a mi me mandan una flecha de esas y no veas la que armo!!!! :D

Max, bello y sabio mural, un besote corazón :X

Laura, bella, todo pasa, sonríe y fluye, no hay otra forma de salir más que atravesando... y ya sabes, si soy buena para algo, no dudes en que aquí estaré para ti, weno?

les mando un besote a cada uno! gracias por venir, son unos soles!

El Trimardito dijo...

No, ni esconderse ni huir a los problemas enfrentarlos aunque sean fuertes.

Saludos!!

Carmi dijo...

El motor del mundo... EL AMOR.
Si pensamos y reflexionamos... el amor mueve todas, absolutamente todas las montañas.
No hay nada que llene más que él.
Ni dinero, ni poder.
Sin amor... nada.
Amor a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, hermanos, amigos, trabajo, aficiones....
Un beso.
Carmi

J. L. Maldonado dijo...

Como siempre destancando en tu blog. Grato leerte. Al carcaj de cupido nunca se la acaban las flechas.

IMAGINA dijo...

Conozco esa flecha. Aunque no me la han disparado exavtamente Allí.

david santos dijo...

Hola,
Muy buen texto, habla una realidad y es muy hermoso. Gracias por publicarlo y gracias el autor.
Muy bien.
Hasta siempre

carlos dijo...

tienes razòn, me dejo regañar porque lo merezco, podrìa enumerar mil razones por las que no he podido estar y se lo que me responderìas, asì que ni lo intento.
tqqj eso si lo sabes de sobra, verdad bella?

Erranteazul dijo...

Chidísimo!!!...Cuánto quisiera ya nunca temer.

Un beso.

jorge dijo...

Con posts de esta clase quiero "esconderme" "huir", pero no sé donde meterme :-)

Verdeazul dijo...

Que bonito! Me acuerdo cuando me lo enviaste! Je! Tener una relacion puede ser a veces doloroso, pero cuando se quiere y se esta con esa persona, vale la pena

Eduardo (ejmv) dijo...

:) creo que encontrè alguna respuesta a lo que últimamente me anda rondando :)
Besotes :)

Ulysse dijo...

Certezas certificadas a tecla pura,
pedacitos de universo metidos en una columna.

"A las gentes les probaría cuán errados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse".(Atribuído a G.García Márquez)

Tomo palabras al azar, quizás tan solo palabras, tal vez púlsares de un universo ignoto.

Un abrazo

Mi viaje nunca acaba...

Waiting for Godot dijo...

Me ha fascinado! Besos.