martes, octubre 10, 2006

De los amores negados...

¿por qué será que cuando tenemos la felicidad soñada entre las manos, no la saboreamos más a fondo?; ¿por qué seremos tan inconscientes y nos cuesta tanto identificar el momento de gloria?; ¿por qué no chupamos como troncos sedientos la savia de alegría de ese instante, y lo vamos liberando como alimento para que nos nutra día a día?; ¿por qué la felicidad nos pasa desapercibida en el segundo mismo en que la estamos viviendo, y luego toca revivirla a punta de recuerdos?; ¿quién nos metió en la cabeza que la felicidad, para ser reconocida, debía ir vestida de felicidad, con un letrero luminoso diciendo: hey, estoy aquí. Soy la felicidad, disfrútame?

Ángela Becerra
"De los amores negados"
(Barcelona, Ed. Planeta, 2006)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola azu...
Interesante fragmento..y eso de la felicidad sera porque somos unos necios que cuando encontramos algo o alguien queremos, buscamos o vemos lo que tiene el de al lado sin apreciar lo que tenemos en frente de nuestras narices...tipico del ser humano

byee
vicky

Anónimo dijo...

POrque somos ciegos y muy cobardes, no nos quitamos la venda de los ojos, no nos la jugamos

Monica Rebolledo S. dijo...

Paseando encontré tu blogg, me detuve porque me pareció interesante el fragmento. Creo, que talvez no apreciemos los mometos de felicidad al 100% cuando los estamos viviendo, porque necesitamos "comparar". Es así que para saber que algo es dulce, debemos haber pobrado antes el agraz, talvez necesitamos sentirnos tristes para reconocer que tuvimos la experiencia de ser felices, y cuando eso vuelva ocurrir disfrutarla lo mejor posible.
Cariños

Anónimo dijo...

Los tiempos no tan buenos son inevitables, la cosa pasarìa por darse cuenta, por estar màs despiertos y disfrutar màs los buenos tiempos.
Màs besos
Carlos

Azul... dijo...

Tamos todos de acuerdo... creo que el tema pasa por "darnos cuenta" más veces de lo que nos sucede, exprimir al máximo las cosas que nos suceden siendo conscientes...

¡Besitos! y mil gracias por dejar la huellita...

PS1) Me voy a casa, que está diluviando y seguramente me toparé con Noé y su Arca =oD

PS2) Veo los recuadritos que dicen el tiempo que hace en Caracas y aquí, en Córdoba, y me doy cuenta que también en la tierra de mis amores llueve... hoy la cosa va de caUsalidades, parece... =o)

Arandioux dijo...

En mi pueblo también llueve,Má. He publicao poema de Lorca sobre la lluvia, con fotos de mis plantas. Espero que te guste.Un beso, Má de mi alma.

vane dijo...

porque simplemente no creemos el estar alli y no nos damos cuenta que en realidad esta pasando justo ahi en ese instante lo que alguna vez deseamos

nat dijo...

Me parece muy interesante este fragmento, ya que refleja la busqueda ilusoria de la felicidad completa la cual nos lleva a despediciar pequeños detalles que nos llevarian a otro tipo de felicidad. Te invito a que enriquescas mi blog www.entenderamor.blogspot.com, que complementa un poco este fragmento-