lunes, junio 26, 2006

La voz de los árboles...

¿Qué día murió el árbol, cuya muerte hoy conozco? ¿Qué día comenzó a extinguirse aquel amor inextinguible: el que no llegó jamás a vivir esta casa, a sentarse en este jardín a los pies de la tarde, a abrir el balcón del dormitorio junto a la limpidez de la mañana? ¿Cuándo es cuando morimos? ¿Estaremos ya muertos? A veces se nos cae el alma al suelo, y no conseguimos encontrar la gana de agacharnos a recogerla. Sólo tenemos la vida necesaria para darle de comer a nuestra muerte, para mantener viva nuestra muerte. ¿Vivimos todavía, o sólo somos severos testigos de una vida cualquiera? Hoy me duele el recuerdo como una llaga en medio de la lengua: si hablo y si sonrío, me siento arder en la garganta el gusto de la sangre. Hoy me duele el recuerdo como nunca: me duele quien yo fui. Y sé, a pesar de todo, que es inútil y torpe conservar las flores de ayer; que cada día nuevo traerá las suyas, y su afán. Pero, a los pájaros que huyeron, a las hojas que se secaron, a cuanto de verdad vuela y pasa, ¿quién podrá retenerlo?, ¿en qué jaula podríamos mantenerlo cautivo?

Antonio Gala
Muerte en el Jardín

Publicado en el libro de Greenpeace "La voz de los árboles"
y me lo traje de la Ruta Fulgurante de mi niña =o)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso, pero triste y muy cierto
Bonito Blog
Saludos
Teresa

libertad dijo...

Ha sido un descubierto encontraros hoy a Arandanilla y a ti, sin duda.

libertad dijo...

y mira tú, casualidades de la vida, que acabo de ver, que compartimos intereses y libros, e incluso ciudad en España (aunque yo no viva durante el año allí).

Anónimo dijo...

Estàs tristecita, preciosa? Recuerda lo que siempre dices: todo pasa (El famoso Anillo del rey)Como sea y por lo que sea, sabes que cuentas conmigo, ok?
Besos
Carlos

Max dijo...

Es que la luz de Ruta fulgurante llega muy lejos (y Usted la tiene cerquita ) :)

besos

Max

Azul... dijo...

Teresa, sí, es increíble como en determinados momentos te encuentras con que otros han descrito mejor de lo que tú misma podrías expresar, lo que sientes en un momento dado. Gracias por la Visita!

Libertad: ¡Gracias! Ya he visto que tienes dos blogs, prometo visitarte y si vienes por aquí, ya sabes, avisa!

Carlos, sí, no han sido días fáciles, pero es así, pasan y es la esperanza, viste? tqm

Max, viste que bendición tener tanta luz??? =o)

arandanilla dijo...

Ay, cómo se me pudo pasar este lindo post? Bueno, qué agradable encontrar también lindos comentarios. Gracias. No supe de tus días difíciles, má! Y eso? NO te quiero triste, que te castigo sin ayudarte a hacer la colada ni a fregar los platos! Je. Es un texto lindo, sin duda...