domingo, mayo 27, 2012

Ahora que no estás...



Amor respóndeme!!!
No tengo cómo encontrarte que no sea en mi recuerdo...

L.E.D.P.(1957-2012)


Amadísimo mío...

Hoy hace un mes que te me fuiste y sigo sin saber ni dónde tengo el alma. Se que sabes cuánto te quiero y ahí donde estés te alcanzará este amor de tantos años, este que nació de muchos días compartidos, de escritos, de confidencias, de canciones, de risas y celebraciones, y también de llantos y tristezas. Te recuerdo y ese pensamiento se llena automáticamente de luz, de amor, de una amistad que ni los años, ni la distancia, ni terceros pudieron apartar.

Oigo tu voz, veo tu sonrisa, siento tus abrazos y no se cómo el mundo puede seguir girando ahora que no estás... Perdóname la tristeza. Yo se que querrías verme feliz, que me pedirías que sonriera y contara mis tesoros, pero hoy no puedo ¿sabes? Es mucho lo que te llevaste contigo, mucho más de lo que ni yo misma habría podido imaginar. Es verdad que también me dejas mucho, más de lo que podrías pensar. Supongo que una y otra se compensarán con el tiempo, pero ahora solo me duele mucho tu partida absurda ¡Tenías mucho aún que dar y recibir!

Con los días no te vas desdibujando. Con los días voy encontrando recuerdos a cada paso. Gestos, miradas, lecciones, risas, regalos, secretos, todos ellos tatuándote aún más –si es que eso es posible- en mi corazón...

Te extraño y se que te tengo... Allí donde estés sigues iluminando mi mundo con tu sonrisa blanca, con tu amor infinito...


Mary Carmen


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te echaba de menos y aqui estoy, soy del blog de las chimbas, siento tu dolor y siento que las personas buenas tengan que irse de nuestro lado.
Un abrazo
Ega

Camino del sur dijo...

Es tan raro todo uno extrana al que realmente es un extrano, de repente se reflexiona y se da cuenta que es un desconocido lo que verdaderamente iuno echa en falta son los bellos recuerdos las historias compartidas pero el sujeto en si es un extrano

Abrazos

leo dijo...

:-((

Azul... dijo...

Perdonen que no les respondiera hasta ahora... Aún duele mucho, aquí, entre las costillas. Duele tanto que cuesta respirar y seguir sabiendo que ya no va a estar más, esperándome con sus abrazos...

Besos Ega, Pila, Leito. Gracias...