martes, noviembre 11, 2008

Intimidad...

- Me pregunto si la serpiente es la Eva de Elokim -dijo ella-. Cuando hablamos en el Jardín me dijo que lo había visto hacer constelación tras constelación y luego olvidarlas. Se conocen desde hace mucho.
- Quizás ella estaba dentro de él igual que tú estabas dentro de mi.

- ¿Por qué crees que Elokim nos separó?
- Pensó que podríamos existir como un solo cuerpo, pero no resultó. Te dejó muy dentro. No podías ver ni oír. Por eso decidió separarnos, sacarte de mi interior. Por eso nos sentimos tan bien cuando los dos volvemos a ser uno.

- Pero tú piensas que yo soy la culpable de cuanto ha acontecido porque te di a comer la fruta del Árbol del Conocimiento. Podrías haberte negado a comerla.
- Es cierto. Pero ya una vez que tú la habías comido, yo no podía hacer otra cosa. Pensé que dejarías de existir. No quería quedarme solo. Si yo no hubiese comido la fruta y el Otro te hubiese echado del Jardín, yo habría salido a buscarte.
A Eva se le llenaron los ojos de agua.

- Yo no dudé que comerías -dijo ella.

- Y ese día te vi como si nunca antes te hubiera conocido. Tu piel lucía tan suave y brillante. Y tú me miraste como si de pronto recordaras el sitio exacto donde existías dentro de mi antes de que el Otro nos separara.
- Tus piernas me impresionaron. Y tu pecho. Tan ancho. Sí que sentí el deseo de estar allí dentro otra vez. Te he visto en sueños. Tienes cuerpo de árbol. Me proteges para que el sol no me queme.

Sin ponerse de acuerdo se levantaron y entraron de nuevo al agua a refrescarse.

- Éufrates -dijo Adán. Así se llama este río.
Flotaron en la corriente abandonándose a la sensación del agua cristalina. Entendieron sin dificultad la alegría de los peces cuyos colores a menudo habían admirado. Adán abrió los labios y sorbió lentamente el fresco líquido. Pensó en el sabor del fruto prohibido y buscó a Eva. Volvieron a besarse y a entrar el uno en la otra, asombrados de la insólita experiencia de sus cuerpos livianos y fluidos. Largo rato estuvieron quietos, fuertemente abrazados, cada uno intentando recuperar la memoria perdida de ser una sola criatura, alcanzar las imágenes que cada quien guardaba en su interior y verter en ellas el río de las propias. Recorrieron inútilmente los pasadizos tenues de sus mentes, deseando penetrar la densidad de las sensaciones del otro, sin poder traspasar el espacio donde cada quien existía irremediablemente solo en el límite del propio cuerpo. Por más que trataron, no lograron ver el paisaje intricado donde habitaban sus más íntimos pensamientos. Fue el reconocimiento de aquella traba infranqueable lo que finalmente los envolvió e hizo que sus músculos y huesos se abrieran sin reparos para tomarse la única intimidad plenamente concedida, a la que llegaron sobre la orilla, en medio del lodo y las algas de la ribera...


Gioconda Belli
"El Infinito en la palma de la mano"
Premio Biblioteca Breve de
Seix Barral 2008


La imagen es una reproducción del cuadro de Gustav Klimt,
"Adán y Eva" que está en la cabecera de mi cama :)

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Me habías dicho que me leyera el libro y aunque lo anoté, no me di el ratico de buscarlo. Corro a la librería. Mucha Belli, amiga.
Besos
Gabrielle

Roberto Esmoris Lara dijo...

El único y verdadero sentido del amor entre una mujer y un hombre: la gloria de volver a unirse eternamente en cuerpo y alma.
Los intentos, el momento supremo, nos permite acercarnos al goce de los dioses.
Azul, te quieroooooooo....te abrazo fuerte desde este mar, y te pongo en el pelo primavera.

Besos, amiga queridísima
789.645.299....
REL

Carilisve dijo...

¡Hola Azul!
De la inocencia a la realidad, del paraíso a la realidad, de la pureza a la realidad, de la ingenuidad a la realidad, de la ignorancia a la realidad... no se... a veces creo que Eva y Adán tomaron una buena decisión. Prefiero la realidad, por más dura que sea...
Besos.
Gracias por la recomendación del libro.

Yudith dijo...

Hola Azul, excelente escritora y la reproduccion de Adan y Eva, espectacular! Besos

Garabato Informativo dijo...

GRACIAS AZUL, por llegarte a mi morada, te sigo desde mucho antes que pusieran estos seguidores chismosos... es más, te he robado casi todo lo que tienes y lo escondí en otra cueva donde guardo mis trofeos. Desde entonces, he notado que el color azul es común en muchos blogs y he coleccionado cientos de imágenes y notas al respecto... tanto me he traído del mundo virtual, que mi PC es el mismísimo Universo.

Lo que más me seduce de este mundo virtual son las personas que se animan a dejar su huella en cada blog que visitan... reconforta y nutre al que recibe. En lo personal es una asignatura pendiente, que llegará ni bien termine de acomodar mis desordenados garabatos.

GRACIAS también, por recordarme este deseo.

Que tengas un día tan bonito como el mío,

Analía

Evan dijo...

Que preciosa esta traducción Azul, es una mezcla de sensualidad, pasión y sutileza del amor puro.

Te dejo un besito!

Linda semana para vos!

Angie Sandino dijo...

Tengo tres deliciosos libros de Gioconda Belli (compatriota de mi natal Nicaragua) y son de lo más disfrutables...
Este sin embargo no lo tengo, asi que me lo anoto!

Un abrazototote!

Carlos dijo...

...Mary querida, te recomiendo El infinito en la palma de la mano de Belli.

Genial este texto. Recordé un libro irónico pero hermoso de Mark Twain, La historia de Adan y Eva.

Sinceramente te lo recomiendo mi bella.

Besitos!

Carlos dijo...

ja! es el mismo ahora que lo acabo de leer, que cómico!

Es bello verdad?

Carlos dijo...

Mary, te transcribo aquí un parrafo de EL DIARIO DE ADAN Y EVA

EXTRACTOS DEL DIARIO DE ADAN

Lunes.- Este animal nuevo, de larga cabellera, está resultando muy entremetido. Siempre merodea en torno mío y me sigue a donde yo voy. Esto me desagrada; no estoy acostumbrado a tener compañía. Debería quedarse con los demás animales. El día está nuboso y sopla viento del Este; creo que tendremos lluvia. ¿Tendremos? ¿Nosotros? ¿De dónde he sacado yo esto de nosotros? Ya caigo. Así es como habla el animal nuevo.

Martes.- Estuve contemplando la catarata grande. Para mí, es lo mejor que hay en esta finca. El animal nuevo la llama Cataratas del Niágara. No se me alcanza el porqué. Dice que da la impresión de ser las Cataratas del Niágara. Esto no es una razón, sino simple capricho y tontería. Yo no tengo oportunidad de poner nombre a ninguna cosa. Sin darme tiempo a protestar, el animal nuevo va poniendo nombre a cuanto se alza ante nosotros. Y siempre alega idéntica excusa, que da la impresión de que fuera eso. Pongamos el caso del dido. Asegura que basta echarle la vista encima, para darse cuenta de que da la impresión de un dido. No me cabe duda de que tendrá que quedarse con ese nombre. Me resulta molesto preocuparme de semejante cosa, sin contar con que nada se adelantaría. ¡Dido! Da la misma impresión que yo de ser un dido.

Miércoles.- Me construí un cobijo para defenderme de la lluvia, pero no hubo modo de que lo disfrutase yo solo y en paz. Se metió el animal nuevo, y ante mis intentos de expulsarlo de allí, empezó a derramar agua por los agujeros que le sirven para mirar, y luego se los secó con el revés de sus garras, y dejó oír un ruido semejante al que hacen los demás animales cuando sufren. ¡Si no hablase! Porque siempre está hablando. Esto suena a menosprecio de este pobre animal; a difamación; pero mi intención no es ésa. Hasta ahora no había oído yo la voz humana, y cualquier sonido nuevo y extraño que rompe el silencio de estas ensoñadoras soledades me hiere el oído y me suena como una discordancia. Además, este sonido nuevo suena muy próximo a mí; junto a mi mismo hombro, junto a mi oreja misma, tan pronto a un lado como al otro, y yo estoy acostumbrado únicamente a sonidos más o menos alejados de mí.

Viernes.- A pesar de todo cuanto yo hago, sigue el desatinado poner nombres a las cosas. Yo tenía pensado para esta finca un nombre muy apropiado, que suena bien y es bonito: Jardín del Edén. Para mis adentros sigo llamándolo así, pero no en público. El animal nuevo afirma que todo él está compuesto de bosques, rocas y paisajes, no pareciéndose en nada a un jardín. Dice que da la impresión de un parque, y que únicamente de un parque. Y por eso, sin consultar conmigo, le ha puesto nuevo nombre: Parque de las cataratas del Niágara. Yo creo que es una arbitrariedad. Y ostenta ya un cartelón: Prohibido pisar el césped!


jajaja, y así siguen notas de Adan y de Eva...te lo envío al mail querida ;)

FeRReT ® dijo...

verdadera historia de amor...

Bss

IMAGINA dijo...

Todos somos Adan y Eva...después de comer el fruto prohibido, claro está.
Besotes y gracias por esas palabras tan bellas. Las de aquí y las de allá.

Nut dijo...

A pesar de encontrarme con un texto precioso... me cuesta estar de acuerdo. Quizá hombres y mujeres ya son completos de por se, y cuando encuentran una pareja que los ame, entonces crecen como personas, y son todavía mejores... pero ya eran buenos por si mismos...

¡Qué lio! Lo siento amiga... sólo es confusión!

Besitos!

Tawaki dijo...

LA de cosas que nos habríamos perdido si no hubieran comido la manzana.

Besos.

Goathemala dijo...

Tantos libros como te digo que tengo y ni uno de G. Belli. El otro día en Barajas tuve uno en la mano y al final no lo compré. Eso, a tenor del texto que has puesto, debiera estar penado por lo menos con cárcel sin libros.

Un abrazo, amiga.

Azul... dijo...

Gabriellita, amiga queridísima, léetelo, solo te digo eso, adelantarte algo, salvo lo publicado, sería matarte la historia, pero de verdad que vale la pena, ya me contarás.
Mil besos, amiga, este finde te llamo para ver cómo va todo, sale?
Dile a Luzmi que ya le mandé lo que me pidió, ella sabe ;)

ainsssss Roberto, qué lindo eres, criatura!!!! Yo también te quierooooooo ♥
Te mando un trilón de besotes!!!

Carlos, amigo lindo, es que la Vida está hecha de eso, de vuelos y de aterrizajes: de vez en cuando las alas, de vez en cuando los pies. No dejes nunca de soñar!!!
Un beso enormísimo

Yudithcita, sí, Giconda es maravillosa y el cuadro es enorme e inspirador, la verdad
Mil besotes, bonita!

Garabatísima de mi corazón, así que tú eras de las anónimas!!! Pues no sabes LA alegría que me da el que te hayas decidido a asomarte y dejar tu huellita, y lo que agradezco que los "chismosos" de los seguidores me hayan permitido acercarme más a ti.
Los tesoros de Azules son de todos, así que puedes llevarte lo que quieras!!!
Te mando mil besotes!!!

Evancita bella, no es una traducción, Gioconda Belli es Nicaraguense, es ella que es una maravilla manejando el lenguaje, transmitiéndonos y transmitiéndose en una nube de magia y destellos que a mi particularmente me fascina. Te recomiendo su poesía, que por ahí fue que yo la conocí, en mi blog Más Azules hay muchos de sus poemas, te van a encantar :)
Besototototes!!!

Angilin, pues no te pierdas éste, que es recientito y maravilloso. Yo suspiro por tener sus poemarios, pero no los encuentro por aquí, a ver si ahora que ganó un premio con éste les da por comercializar los demás aquí.
Te mando besotes, werita bella!

Carlos, mi bello, aunque ya te respondí tus tres comentarios por email, te confieso que cada vez que leo tu despiste en el primero de ellos, me río... ¿tú como que estás enamorado, chamo??? Porque es que andas sin tocar el suelo!!! ;)
Mil gracias de nuevo por enviarme el e-book de Twain, este finde me lo devoro!!! Besoooooootes!!!

Pos sí Ferret, la historia de amor causante de que estemos todos por aquí (como ves no soy darwiniana ;)
Un besote, preciosa!

Imagineeeeeeee, vinisteeeeeeee, ves como eres lo que te dije allá y más???? y luego dices que no cuidas a tus amistades, pos pa muestra un botón!!!! ♥
Besototes!!!!

Nutcita, ¡apareciste, qué linda! Pos sí, si no es que no seamos buenos per se unos y otros, es que somos complemetarios. Ya Eva era sin Adán y viceversa. Soy de las que cree fervientemente que al que sacaron de alguna parte fue a Adán, porque Eva yastaba por el patio, pero ya sabemos lo que pasa cuando son los hombres los que echan el cuento (verás como salta alguno por esto) xD
Un beso enorme, Nut, te extrañaba muchote!!!

Tawaki, como dicen mis amigos mexicano, para que te voy a decir que no si sí???
Ya falta poco, resiste que faltan dos semanas de ná!!!
Besotes, guapísimo!!!

Goathe, yo a ti no te castigaría por nada en el mundo, si eres un lindo!!! Pero ya que te encontraste con la Belli, anímate, que este libro lo vale. Yo la conocía y la admiraba como poetisa, en Más Azules hay algunos de sus poemas, y encontrármela como escritora ha sido un descubrimiento fabuloso, la verdad.
Te mando un besotoooote!!!

Gracias a todos por venir, por enriquecerme, por el cariño, les deseo a todos un fin de semana espectacular!!!

luzmi dijo...

Amigui, ya la Gaby me dio tu recadito, chas graciassssssssss
TQMMMM Mañana te llamo okis?
Besos

Laura dijo...

Me encanta bellísimo!

Vuelvo a leerlo otra vez.

Un besote

Troy dijo...

Solo alguien como tú pudo haber hecho este posteo, Azul amada.

Eso lo dice todo. Lo demás sería redundar. Quedan ecos, dentro de uno, despues de leer este trozo que más que literario, pareciera histórico-biográfico de los antecesores de cada uno de nosotros... o mas o menos.

Wook.

Azul... dijo...

Laurita, me pasa lo mismo, lo leo, lo releo y me vuelve a fascinar siempre!!! Un besote, bella!

Wook...
♥♥♥

leo dijo...

Me encanta la Belli. Sobre todo su poesía. Ese fragmento que nos has regalado es muy bello. Pero lo de salir de su costilla me sigue cossssstannnnnnnnnndo. El concepto, digo.
Mil besos, amigui.

Azul... dijo...

jajaja Maga, Leo, eres de las mías, si alguien salió de alguien no fuñimos nosotas!!!
Mil besotes, preciosa!!!

freetodecide dijo...

ey! me ha gustado mucho este blog!
yo ando estrenando el mio, escribo también, asi que si querés date una vuelta por el mio!
saludos y suerte!
muy bonito lo tuyo !