miércoles, agosto 15, 2007

Principio del Vacío...

Me llega por correo de una queridísima amiga mexicana (¡Gracias Rew!) y me recuerda cuando mis padres se separaron y mi mamá, que se mudaba de un caserón a un piso, hizo uno de esos famosos sale, donde se pone en venta lo que no te vas a llevar o ya no necesitas. Oigo perfectamente la voz de la mujer que contrató al efecto cuando le decía "lo que tengas más de dos meses sin usar, sácalo a la venta"

Pero este Principio que a continuación les transcribo, habla también de esas cosas que guardamos dentro, que nos lastran: rencores, malos recuerdos, miedos, recuerdos dolorosos.. e inútiles... Acomodando dentro, fuera cae toditito en su lugar... (En esas ando...)








PRINCIPIO DEL VACÍO
Joseph Newton

Si tiene el hábito de juntar objetos inútiles en este momento, creyendo que un día (no sabe cuándo) podrá precisar de ellos

Si tiene hábito de guardar ropa, zapatos, muebles, utensilios domésticos y otras cosas del hogar que ya no usa hace bastante tiempo

Entonces tiene el hábito de guardar broncas, resentimientos, tristezas y miedos.
Esto es reflejo de antiprosperidad.

Es preciso crear un espacio, un vacío, para que las cosas nuevas lleguen a su vida. Es preciso eliminar lo que es inútil en usted y en su vida, para que la prosperidad venga. Es la fuerza de ese vacío la que absorverá y atraerá todo lo que usted desea.

Mientras usted esté material o emocionalmente cargando cosas viejas e inútiles, no habrá espacio abierto para nuevas oportunidades.
Los bienes precisan circular.
Limpie los cajones, el cuarto del fondo, el garaje, de lo que usted no usa más.

La actitud de guardar un montón de cosas inútiles amarra su vida.
No son los objetos guardados que estancan su vida, sino el significado de la actitud de guardar.
Cuando se guarda se considera la posibilidad de falta, de carencia.
Es creer que mañana podrá faltar y usted no tendrá medios de proveer sus necesidades.

Con esa postura, usted está enviando dos mensajes para su cerebro y para su vida:

Primero: usted no confía en el mañana y,
Segundo: usted cree que lo nuevo y lo mejor no son para usted, ya que se alegra con guardar cosas viejas e inútiles.

Deshágase de lo que perdió el color y el brillo y deje entrar lo nuevo en su casa y ¡dentro suyo!
¡Deshágase del sindrome del cachibache!

Limpiemos el subconsciente y aceptemos la llegada de situaciones nuevas a nuestra vida.

"Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones por las cuales sonreír".


imagen traída de aquí

18 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Pues es un principio muuuy valido, me encantó la frase final de mostrarle a la vida las mil y un razones para sonreir...!

y si, ya experimenté en carne propia lo liviano que se siente uno al quitarse los rencores de encima...

besos verdes y azules!!!!

DonGalleto dijo...

"Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones por las cuales sonreír".


La voy a imprimir y pegarla en la puerta de mi cuarto.

Gracias

Azul... dijo...

Angilita bella, cuando tenemos la valentía de deslastrarnos qué livianas nos sentimos ¿verdad?

Don Galle, ya somos dos, yo creo que mejor hago una pintada en la pared de mi cuarto para que sea lo primero que vea cada mañana :D
(¡Qué guapotote sale en esa foto, me cae!)

¡Un par de besotes para cada uno!

Luis dijo...

Pues yo vivo evitando el síndrome del cachibache y es una manera excelente de vivir. Tanto tu espacio físico como tu espacio mental se liberan y aunque es muy difícil encontrar la paz absoluta en esta vida, te ayuda a quitarte la negatividad de encima. Muy bueno tu post.

leo dijo...

¡Afuera con todo lo que sobra!
Es un buen grito de guerra. Y qué gustito después de la limpieza, cuando queda hueco, y corre el aire. No digo ya nada cuando es algo de dentro: casi volamos cuando soltamos el rencor, el odio, la culpa (emociones que no suelen ser justamente motivadas ni servir para nada bueno, ergo a la mierda -Perdón-.) Y el miedo...cuántos kilos nos quita de encima cuando lo dejamos atrás.
Este menester tuyo de ahora es duro, sí, pero inmensamente gratificante.
Un abrazote y mucho ánimo.

Gerardo Omaña dijo...

Esa experiencia tambien la viví cuando pasé a vivir a un apartamento (piso)y tuvimos que deslastrar el 55% de lo que teniamos en una casa.
En la pare emocional, sentimental y afectiva es más dificil.

Tu post es uno de los más interesantes que haya podido leer en mucho tiempo.
La forma en que lo expones es genial.

Recibe un beso en tu alma.

Serapio Terror dijo...

wow wow wow, tendre que tirar mi bmw convertible,o descapotable, modelo 69, es un cachibachote! gracias por el paso, Azulina, harto bezul reinis. xD

Erranteazul dijo...

Cierto mi querida azul, cierto. Pero es tan difícil. Porque si bien es así, también hay objetos de los que no te desprenderás hasta morir. Son sagrados.

Vos sos valiente, no cabe duda, no cabe duda. Desde el primer día k vine a tu casa lo comprobé.

Un beso azulado.

Laura dijo...

Yo recuerdo, que mi abuela, nos decía que guardar "porquerías" como ella le decía, "eso mija trae mavita" o mejor conocida en nuestro país como pava o mala suerte. Así que tomé la costumbre de que en diciembre, tomó la ropa que no voya a usar más, zapatos y otras cosas y busco la forma de reglarla a alguien que sí la necesite. Ayudo a otros y no me acostumbro a guardar cosas ya inútiles.

Un abrazote par ti.

Azul caleidoscopio dijo...

Bravo!! Bello e importante mensaje, soltar, desapegarnos y no aferrarnos a nada que el mundo y la vida son infinito. Me encanto, un abrazo tocayita.

IMAGINA dijo...

Yo estoy totalmente de acurdo con esto. Mi hija siempre me reclama que yo no tengo vestidos de hace veinte años guardados en el closet! jajajaja. ¿Y yo para que voy a guardar peroles viejos?
Mi vida ha cambiado tantas veces que ya estoy acostumbrada a tirar todo... objetos y sentimientos malo.
Así debe ser♥
Me voy de vacaciones!

Andrea dijo...

Que bien me ha hecho leer esto. Tendre que leerlo muchas mas veces para que me entre en la cabezota.
Un abrazo enorme y muchas, muchas gracias!!!

Raúl dijo...

Bello escrito (no encuentro la concomitancia de ser cachibachero y ser rencoroso pero..) de todas formas el mensaje subayciente es agradable...
Nadie se deshace de su pasado, el pasado es parte de nuestro ser entero... (intentar deshacerse de eso es mentirse)..

un beso!

Ontokita dijo...

practicar el desapego más no el desamor...esa es mi ley. por eso te dejo un beso y una flor

carlos dijo...

Me encantò escucharla reir esta tarde y saber que hasta flores comprò para llenarse la vida de colores y aromas. Ya sabe por que la quiero tanto

Azul... dijo...

Luis, sabias palabras, gracias por dejar tu huellita, serás bienvenido siempre que quieras regresar :)

Leo, ¡todo pa'lca! (pa'l carajo, modo abreviado de mi Tierra je!). estoy mejor, en parte te lo debo a ti, que me meneas las neuronas y el corazón ¡gracias por ser tan linda!

Gerardo, todos de una forma u otra lo pasamos, imagínate, yo vine a España por 10 días y llevo aquí 4 años, 6 meses y 4 días (agh, parezco un preso :). Se dejan cosas atrás, las materiales y los malos recuerdos, y se vuelve a llenar uno el alma de azules porque después de todo, pa'lante es pa'llá! :)

Don Sera, si va a dejar por ahí el descapotable, haga Ud. el favor de estacionarlo en la puerta de mi casa :D
Besotes azulísimos pa'usté!!!

Erante Tocayo, créeme si te digo que aún perdiéndolos, si tu propósito en la Vida no ha terminado, seguirás vivo, te lo dice una superviviente :)

Laurita, tu sabia abue es una de las precursoras del Feng Shui!!! ;)

Tocayísima, yo le mando sepetecientos bessotes!

Imagine, a otros nos ha costado un pelín más aprenderlo, pero ahí vamos! Que disfrutes burdiiiiiísima tus vacaiones!!! Se te extrañará, no lo dudes!

Andreíta bella, me alegro que te animaras a venir y espero que cuando ya estés más repuestita nos vuelvas a deleitar con tus post!

Raúl, los cachivaches estorban, como estorban los sentimientos negativos, por ahí va la cosa... No se trata de enterrar el pasado, sino de usarlo como herramienta en el caminar del Hoy :)

Ontoki bella, y yo te mando besototes!

Carlucho de mi corazón: GRACIAS, te quiero con todo mi corazón, bello

Bessitos para todos!!!
Gracias por venir!!!

Chimi dijo...

Tirar, deshacerse de... y luego recordar. Y no está mal pensado ni mejor escrito, pero ¿cuántas veces necesitamos guardar para volver a ver y darnos cuenta de los errores? ¿Quién no guarda en su casa las entradas de aquel concierto en el que se acercó a aquella chica para decirle todo lo que sentía por ella y huyó para siempre de su vida? En ocasiones necesitamos ese tiket, ese justificante para saber que hemos vivido.
Una limpieza exahustiva implicaría "vivir en presente" y el ser humano por mucho que presuma es totalmente incapaz de hacerlo, ya que está abocado a los sentimientos. Una vida sin recuerdos (malos o buenos)y derivados de los sentimientos sería tan absurda como guardar periódicamente una colección de diarios en blanco.
Aunque la reflexión echa en el blog es muy bonita, nadie es capaz de borrar tan facilmente lo que está dentro de sí, y pondré un simple ejemplo para demostrar a todos que somos incapaces de... borrar esos archivos pps que nos mandó aquel amigo internauta de un continente lejano hace ya 3 años y del que nunca más volvimos a saber, o aquel archivo que hacía referencia a la vida, al tiempo, que lo abrimos una sola vez y eso sí, el mismo día se lo reenviamos a todos los contactos de nuestra lista... y ellos hicieron lo mismo, lo abrieron, y volvieron a reenviarlo. Hoy el disco duro del ordenador está al límite y aún no recordando nada de lo que guardamos en aquella carpeta llamada "Graciosidades" "Batidas de coco" o simplemente "Chorradas" somos incapaces de despedirnos de esos vínculos y optamos por comprar un nuevo disco duro. Somos tan prudentes con nosotros mismos que tenemos superarchivadas todas las fotos digitales y no las volcamos a discos de seguridad porque siempre nos parece que no es el momento de ordenar algo que dentro del barullo tiene su orden lógico.
Es más cómodo guardar y revisar que buscar lo ya guardado y olvidado. No es que no sepamos olvidar, lo que ocurre es que nuestra naturaleza nos lo impide, los sentimientos no son huellas en la arena, los sentimientos se quedan grabados para siempre.

Azul... dijo...

Miguel Angel (Chimi), es cierto, cuesta un mundo desprenderse, pero desde mi experiencia te aseguro que un día cualquiera, la vida decide quitártelo todo, hasta el peís en que vives, y te marchas casi con lo puesto, no dejas de extrañar tus cosas, los tickes, la camiseta que te regaló alguien especial y que ya no te ponías hace mil años, lo extrañas todo, pero aprendes que sin todo eso también se puede vivir, porque lo que nadie puede quitarte son los recuerdos que atesora el corazón :)

Perdona que te conteste tan tarde el comentario, pero es que no se por qué no llegó a mi correo en su momento, y no lo he visto hasta hace unos minutos :)

Te mando un besotote!